Abrió ayer la segunda edición de la Pan American Conference
19 Mayo, 2017 Share

Abrió ayer la segunda edición de la Pan American Conference

La charla entre cuidadores, que tuvo al argentino Ignacio Correas (h.) como protagonista, de lo más jugoso

WASHINGTON DC (Especial para Turf Diario).- La segunda edición de la Pan American Conference comenzó ayer en el Grand Hyatt Hotel de esta ciudad con algunas charlas interesantes, y otras que quizás se volcaron algo más hacia las circunstancias vividas o que se trabajan en el país del Norte, bastante impracticables para hípicas como la sudamericana. Stuart Janney III, Chairman del Jockey Club de los Estados Unidos, estuvo a cargo de dar la bienvenida a los más de 400 asistentes, dando paso luego a la palabra del congresista Andy Barr, representante republicano del sexto distrito de Kentucky.

En su discurso, Barr destacó: “La falta de uniformidad en las reglas crea inconvenientes para propietarios, entrenadores, público… Creo que deberíamos tener un turf que camine bajo las mismas reglas. Reconocemos que esos no son los únicos problemas para la hípica hoy, pero también sabemos que debemos eliminar excusas para que los llamados millennials se vuelvan fanáticos de nuestro deporte”. Sin dudas la charla más jugosa de la jornada se produjo con un grupo de entrenadores discutiendo los temas de correr internacionalmente.

Con Kim Kelly, del Hong Kong Jockey Club, como moderador, el argentino Ignacio Correas (h.), Kenneth McPeek y Criquette Head-Maarek, estuvieron acompañados por Josh Christian, de Breeders’ Cup. Nacho Correas se tendió a gusto con su locuacidad habitual, vertiendo interesantes comentarios: “Cuando aquí nos movemos de oesta a este, es muy bueno, muy fácil. Cuando cambiamos de hemisferio, principalmente viajando desde algún país de Sudamérica hacia los Estados Unidos, todo toma muchísimo más tiempo por el tema de las cuarentenas, para la que los caballos tienen que estar 7 días en un box, comiendo sólo pasto, sin granos, sin siquiera poder salir de allí un minuto. Para los caballos es una verdadera desventaja; no se los puede entrenar, no se los puede tocar, pierden peso… Es algo que la industria debe reveer y ayudar a superar. Para un caballo sudamericano es imposible correr al bajar del avión”.

McPeek, hombre también de buena experiencia con los ejemplares llegados desde esta parte del mundo, agregó luego: “En las potrancas que llegan desde Sudamérica el tema central es el ciclado, es necesario pensar en ese detalle. Se les cambia de dirección, llegando desde el inviero al verano o viceversa. Hay que ser muy paciente. Usualmente toma seis meses, más o menos. Sin dudas que si pudiéramos eliminar las cuarentenas, eso ayudaría mucho”. Llegaría luego la presentación de la Korean Racing Association, que apabulló como siempre con sus números -algo usual en los países asiáticos, donde la cría es una deuda… (salvo por Japón)-, y la tarde concluyó con la discusión sobre los hipódromos y sus facilidades, donde Paul Roberts (Turnberry Consulting) le recordó a la audiencia que “La experiencia en vivo es la sangre de nuestro deporte, es algo que no se olvida, ese es el problema”. La Pan American Conference tiene su segunda jornada en el día de hoy, y tendrá su cierre mañana durante la disputa del Preakness Stakes (G1), segunda etapa de la Triple Corona, en Pimlico.

Comentarios

No hay Comentarios Todavía! Podes ser el primero en comentar en esta nota!

Escribir Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.