Arrogate llegó a Juddmonte y Gun Runner estuvo “de visita”
9 Noviembre, 2017 Share

Arrogate llegó a Juddmonte y Gun Runner estuvo “de visita”

Se anunció ayer que el servicio de los dos cracks costará 75.000 y 70.000 dólares, respectivamente

LEXINGTON, Kentucky (De un enviado especial).- Día movido ayer en esta ciudad, no sólo por los excelentes resultados que volvieron a cosecharse en las ventas de noviembre en Keeneland, sino por el arribo de dos de los grandes caballos que ha tenido el turf local en los últimos años, sino los mejores…

Después de la participación de ambos en el Breeders’ Cup Classic (G1) del sábado último en Del Mar, el campeón Arrogate desembarcó en Juddmonte Farms, donde prestará servicio a partir de 2018; en tanto, Gun Runner (foto), el gran héroe del fin de semana en la baja California, pasó por Three Chimneys Farm para ser exhibido ante posibles clientes hasta mañana para volver luego a la caballeriza de Steven Asmussen, su preparador, en Fair Grounds para empezar su camino hacia la carrera que marcará su despedida de las pistas: la Pegasus World Cup (G1).

Arrogate, el caballo que más dinero ganó en la historia del turf de los Estados Unidos, con US$ 17.422.600, tendrá un precio de servicio de US$ 75.000, a cría viva, y su libro estará “limitado” en 142 madres. Entre las novias que le tienen preparadas en la cabaña de Khalid Abdullah aparecen las G1 Paulassilverlining (Ghostzapper) y By the Moon (Malibu Moon).

“Nuestro objetivo es proveer del mejor valor y la mejor calidad a los criadores. Vamos a seleccionar el mejor nivel de yeguas que podamos para darle a Arrogate la chance de ser un gran padrillo”, contó Garrett O’Rourke, manager de la operación de Juddmonte aquí.

Sobre Gun Runner, habrá que decir que fueron muchos los que se acercaron ayer hasta Three Chimneys -del brasileño Goncalo Torrealba-, que aprovechó para comunicar que el salto del probable Caballo del Año de 2017 se cotizará en 70.000 dólares.

Además del Classic, durante el actual calendario Gun Runner ganó el Stephen Foster Handicap (G1), el Whitney Stakes (G1) y el Woodward Stakes (G1), sufriendo su única derrota del período en la Dubai World Cup (G1) de Meydan y ante el propio Arrogate, del que se vengó ahora dejándolo quinto.

Gun Runner, hijo del crack argentino Candy Ride, ganó a fines del 2016 el Carter Handicap (G1) y había sido segundo en el Breeders’ Cup Dirt Mile (G1), además de tercero en el Kentucky Derby (G1) y en el Travers Stakes (G1).

Arrogate y Gun Runner son dos de los padrillos más importantes que se incorporarán a la amplia comunidad de caballos notables la próxima temporada en Lexington.

Comentarios

No hay Comentarios Todavía! Podes ser el primero en comentar en esta nota!

Escribir Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.