Cada vez se hace más fácil encontrar el Lost Treasure
13 Febrero, 2018 Share

Cada vez se hace más fácil encontrar el Lost Treasure

La yegua de El Gusy volvió a ganarle a La Gave un clásico en el césped de Palermo

Consumada la ausencia de Key Dance (Freud), el Clásico Espadaña (1400 m, césped), de este lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo, terminó como la gran mayoría esperaba: con Lost Treasure alcanzando una cómoda victoria y ratificando su excelente.

Como lo había hecho hace algunas semanas en el Clásico Frari, bajo idénticas circunstancias, la hija de City Banker y Landy Lady (Roy) “escarbó” lindo en la recta final, con ganas, incansable, hasta cruzar el disco con 5 cuerpos de ventaja sobre La Gave (Emperor Richard), casualmente, la misma que había sido escolta en su triunfo anterior, aunque a 1 1/2 largo.

Fue uno de esos triunfos que no demandan un esfuerzo mayor ni demasiado trabajo, casi a reglamento. Adrián Giannetti y Lost Treasure persiguieron por un ratito a Whoyouthinkyouare (Honour and Glory), que intentó marcar el paso temprano. Pero ya en el inicio de la curva el jockey decidió no esperar más y dejar correr con mayor libertad a la reservada de El Gusy. La zaina hizo todo bien: dominó, sacó un par de cuerpos y ya jamás aminoró su ritmo.

Si le ganó por los mencionados 5 cuerpos a La Gave fue porque así lo quiso, pues podrían haber sido algunos más. A 1 largo, Triaquedae (Archipenko) completó la trifecta delante de Whoyouthinkyouare y de Gloria Vision (Pollard’s Vision), que cerró la marcha. Todo transcurrió al cabo de 1m21s76/100.

Con casi 500 kilos de peso, Lost Treasure encontró en el césped de Palermo una pista en la que se siente comodísima, y ya luce lista para algún nuevo intento en categorías superiores y en la milla, donde sí tiene un calendario de clásicos variado.

A cargo de Carlos D. Etchechoury, Lost Treasure suma ahora 5 primeros puestos sobre un total de 14 presentaciones, siendo dos de ellos en plano clásico, amén de varios arrimes. Como para ratificar su regularidad, es justo mencionar que sólo en una ocasión se cayó del marcador y fue cuando probó en los 1800 metros del Alvear (G3)…