Dona Bruja y una labor tan maravillosa que emocionó
10 Febrero, 2018 Share

Dona Bruja y una labor tan maravillosa que emocionó

Corriendo adelante, le ganó por 4 cuerpos a La Coronel en el Endeavour Stakes (G3) de Tampa, en su reprise…

TAMPA, Estados Unidos (Especial para Turf Diario).- ¿Qué puede decirse cuando una yegua hace lo que hizo Dona Bruja en el Lambholm South  Endeavour Stakes (G3-1700 m, césped, US$ 175.000 en premios) del sábado en Tampa Bay Downs?

Se caerá inevitablemente en un más que merecido abuso de adjetivos positivo, porque la hija de Storm Embrujado abrió su 2018 de forma maravillosa, excediendo, incluso, lo que podía esperarse teniendo que enfrentar a una rival como La Coronel (Colonel John), que en su despedida había ganado el Queen Elizabeth II (G1) en Keeneland.

En la previa la reprise y un desarrollo a priori inapropiado para las cualidades de atropelladora de la zaina de Iván Gasparotto eran dos signos de pregunta. De hecho, la única preocupación para Ignacio Correas (h.), su preparador, era que La Coronel pudiera sacar el mayor provecho del mundo de sus cualidades de puntera.

Pero, como tantas veces sucede en el maravilloso mundo de las carreras de caballos, todo cambió sobre la marcha y lo imaginable se transformó en inimaginable. La Coronel no salió fuerte, al contrario, le costaba, y, pegado a los palos, José Ortíz trataba de frenar el ímpetu de Dona Bruja que, de repente, quedó sola al frente y parando.

El jockey, como lo hacen los buenos (no por nada acaba de ganar el Eclipse Award…), cambió de plan sobre la marcha y lejos de empezar a tironear a la argentina, la afirmó al frente, planteando un escenario absolutamente diferente a cualquier predicción.

Y si Ortíz respondió como lo hacen los buenos jinetes, Dona Bruja hizo lo propio como lo hacen los caballos diferentes. Poco a poco se fue haciendo más fuerte en el liderazgo y en la mitad de la curva mostró su fantástica aceleración habitual, distanciándose de sus rivales con una solvencia llamativa para una carrera de exigencia y rematando plena de bríos, ahorrando energías para lo que vendrá.

El disco marcó cuatro cuerpos en favor de Dona Bruja sobre la favorita La Coronel, que mejoró con el correr de los metros, pero se encontró con una adversaria intratable. El tiempo de 1m40s92/100 estuvo poco más de un segundo por encima del record de pista.

“Creo que correr adelante fue el plan de ‘Bruja’, no el nuestro. Creo que hace lo que quiere, tiene demasiado talento. Tuvimos un par de desarrollos que no nos ayudaron, pero este año creo que va a ser el suyo”, contó Ignacio Correas (h.), más que feliz por un triunfo que colmó por lejos sus expectativas.

Luego, agregó: “No podía creer que venía adelante, pero soltó demasiado bien y además estaba muy fresca porque no había corrido por cuatro meses; creo que fue por eso que ocupó ese lugar en el desarrollo. Es asombrosa y soy el hombre más afortunado de todos en tenerla en mi caballeriza”.

José Ortíz, por su parte, contó: “Me puse un poco nervioso cuando nos acercábamos a la primera curva y estaba adelante, con ella pidiendo rienda. Tenía mucha energía guardada. Me da la sensación que después de esta carrera va a mejorar un montón”.

Dona Bruja lleva ahora tres triunfos en cinco gestiones en los Estados Unidos, pues antes se había llevado el Old Forester Mint Julep Handicap (G3) en Churchill Downs y el Modesty Handicap (G3), en Arlington Park, sufriendo sus dos derrotas cuando se le escapó por nada ante la chilena Dacita (Scat Daddy) el Beverly D. Stakes (G1) y con ese cuarto en el First Lady Stakes (G1) luego de un desarrollo espantoso.

Reservada de Iván Gasparotto, que se dio el gusto de disfrutar junto a su familia del triunfo de Dona Bruja, aunque, como siempre, estuvo lejos de las fotos, Dona Bruja tiene una cita en el Coolmore Jenny Wiley Stakes (G1-1700 m, césped, US$ 350.000), del sábado 14 de abril en Keeneland.

Campaña fabulosa la de la Argentina, con 11 victorias y 3 segundos sobre 15 salidas, con ganancias que ya se ubican en el orden de los 536.568 dólares. Dice Correas (h.) que este será el año de Dona Bruja, y por lo que se vio en su reprise, tiene muchísimas posibilidades de cumplirlo.

La Argentina sumó su segundo triunfo de grado de la temporada en USA y Dona Bruja ratificó su potencia y su lugar entre las mejores yeguas adultas que trabajan sobre el césped allí.