Dona Bruja ya tiene trazados sus primeros objetivos para 2018
11 Enero, 2018 Share

Dona Bruja ya tiene trazados sus primeros objetivos para 2018

La campeona argentina represaría en el Endeavour o en el Hillsborough Stakes, pensando en el Jenny Wiley de Keeneland

TAMPA, Florida (Especial para Turf Diario).- Lejos del frÌo de Kentucky, Ignacio Correas (h.) trabaja a fondo con sus caballos en Tampa Bay. DespuÈs de concluir su mejor aÒo desde que desembarcÛ en los Estados Unidos, el preparador argentino sueÒa con que 2018 sea a˙n m·s positivo. Una de sus grandes ilusiones para cumplir ese anhelo es la campeona Dona Bruja, uno de sus pupilos aquÌ y con la que ya trabaja para la vuelta al ruedo.

La hija de Storm Embrujado cumpliÛ una primera temporada realmente positiva en el Norte, ganando el Old Forester Mint Julep Handicap (G3) en Churchill Downs y el Modesty Handicap (G3) en Arlington Park, la misma pista donde luego caerÌa por pequeÒa diferencia ante la chilena Dacita (Scat Daddy) en el Beverly D. Stakes (G1). Su actuaciÛn en 2017 concluyÛ con un cuarto lugar en el First Lady Stakes (G1) de Keeneland, aunque con un desarrollo que la perjudicÛ notablemente.

ìEst· muy bien, descansada y ya poniÈndose en forma para los desafÌos que se viene, que no ser·n muchosî, cuenta Correas, feliz por la actualidad de la zaina. Ayer mismo se la vio b·rbara pasando 1000 metros en 1m1s sobre la arena local y antes tambiÈn se habÌa lucido en un par de partidas sobre 8 cuadras. Todo camina sobre ruedas con la yegua de Ivan Gasparotto.

ìDepende cÛmo la vayamos viendo, tenemos dos carreras en mente para que reprise. Una es el Endeavour Stakes (G3), que se correr· el 10 de febrero y sobre 1700 metros en el cÈsped; la otra es el Hillsborough Stakes (G2), tambiÈn en el pasto pero sobre 1800 metros y el 10 de marzo. El plan es que estÈ presente en una de esas dos carreras y ya despuÈs pensar en el Jenny Wiley Stakes (G1) de Keeneland, nuestro primer gran objetivo de 2018î, agrega el preparador, que tambiÈn tiene en Tampa a Blue Prize (Pure Prize) y Le Ken (Easing Along), otras de las estrellas en su caballeriza.

Para Correas y Dona Bruja hay un objetivo a˙n lejano en el calendario y que es nada m·s ni nada menos que el Breedersí Cup, que en 2018 tendr· como sede Churchill Downs, una pista que a la hija de Storm Embrujado quedÛ clarÌsimo le cae de perillas. Filly & Mare Turf (G1) o el propio Mile (G1) -este ˙ltimo ante los machos- son las dos opciones en la serie para la campeona argentina.

En una temporada que tendr· varias grandes esperanzas para la Argentina en los Estados Unidos, Dona Bruja es sin dudas una de las cabezas de ese grupo. Lo hecho hasta ahora allÌ y su buena actualidad justifican ese entusiasmo. Con un caballo diferente, nada es imposible…