Justa Causa se quedó con el precio máximo en La Quebrada
13 Septiembre, 2017 Share

Justa Causa se quedó con el precio máximo en La Quebrada

Parte de la primera producción de Endorsement y hermana de la G2 Jasminka, llegó a los 975.000 pesos

Hablar de un remate del Haras La Quebrada por estos tiempos genera un sinfín de sensaciones, incluso contrapuestas, ya que por un lado podemos hablar de entusiastas concurrencias como la de este martes, ávida por ver en el ring a una de las últimas generaciones de la cabaña de Pilar, mientras que al mismo late todavía el amargo cuadro de la gran reducción del nutrido plantel de yeguas madres, anticipando un proyecto de reconversión con formato de cría sensiblemente más acotado. Lo cierto es que la Gran Venta Primavera de la cabaña de la familia Ceriani, un hito para el elevage argentino desde tiempo inmemorial, tuvo interesante repercusión, generando desde temprano la presencia de mucha gente en el Tattersall de Palermo. Los rasgos más salientes del lujoso grupo de productos a subastar lo daban las primeras piezas por Endorsement, el alazán por Distorted Humor doble ganador de G3 en USA; y también el estreno como reproductor de nuestro conocido Indy Point, el entrañable Indygo Shiner criado justamente por La Quebrada que se perdió el título de triple coronado por un desarrollo sin suerte en la Polla (G1) y luego llegó a ganar Grupo 2 en el turf americano. Los primeros hijos de semejantes promesas lucieron bajo el martillo de Antonio Bullrich junto a los de Grand Reward, The Leopard, Stay Thirsty, Angiolo y hasta del notable Key Deputy, actor invitado en las subastas no solo de La Quebrada, sino en breve también lo veremos en las de Firmamento.

El momento más ajetreado de la puja lo provocó la salida al ring de Justa Causa (Endorsement y Jaspeada), doradilla media hermana de la G2 Jasminka (Mutakddim) y en la familia de la G1 Jolly, que Alfredo Gaitán Dassié se llevó en comisión con una oferta final de 970.000 pesos. No muy lejos de ese nivel, en el segundo escalón del podio, Walter Suárez pagó 870 mil pesos por Art Show, también por Endorsement y en su caso para mostrar como rasgo genético más saliente el parentesco con el recordado doble héroe de Grupo 1 Arte Pop (Mutakddim).

Y la trifecta de precios mayores la completó Roberto Pellegatta, también en comisión, como es de estilo entre los trainers, cerrando un precio de 800.000 pesos por Hello Dolly, una tostada por Key Deputy que es hija de Hello Heart (Southern Halo), esta hermana entera del recordado G1 y padrillo Handsome Halo (Southern Halo y Hellen Christine). Es importante señalar que del listado de 57 productos que aparecían en el catálogo, hubo 16 que no fueron llevados al Tattersall y en consecuencia el número definitivo de subasta se cerró en 41 ejemplares.

La recaudación total de ese cúmulo de calidad y genética superó levemente los 14 millones de pesos, cifra que equivale a un promedio de 355.717 pesos por producto. Si miramos la “media” del remate, es decir el promedio de la subasta si se sacan los cinco precios mayores y los cinco precios más bajos, el resultado da poco más de 226 mil pesos, marcando alguna diferencia con el promedio general.

En repaso de los valores mayores también hay que contar a El Piropo, lujoso zaino hijo de Key Deputy y La Simpatía (Southern Halo), medio hermano de la G1 La Cocasse (Mutakddim), que será entrenado por Hugo Pérez, y por el que se pagaron 720 mil pesos.

Recién entonces, en la quinta chapa del hipótetico marcador de los precios más altos, aparece Grand Reward con Diamond Star, una alazana hija de Starrily (Southern Halo) que Juan Carlos Etchechoury (h.) adquirió en comisión por 650 mil pesos.

Para el parejo The Leopard, por su parte, la cifra tope fue la de Raven Master, un potrillo por el que “Carly” Etchechoury pagó 350.000 psos-y realmente era destacable desde lo físico-, mientras que el Indy Point que mayor entusiasmo generó en el estreno del Indygo Shiner como padrillo fue Halley (en Galactic Girl, por Mutakddim), que fue comprado por Raúl Ramallo, precisamente el autor de aquella primera campaña del alazán en nuestro país, y para Felipe Lovisi y su familia, como para que la historia del alazán vuelva a empezar…

Comentarios

No hay Comentarios Todavía! Podes ser el primero en comentar en esta nota!

Escribir Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.