La desgracia de Passeggio signó el clásico del norte
12 Octubre, 2017 Share

La desgracia de Passeggio signó el clásico del norte

El Heliostatic rodó en los 700 y fue sacrificado; Alderete resultó con golpes, pero sin gravedad; Calcolatore facturó ganando por varios…

Artero y fatal, el destino acechaba al alazán Passeggio (Heliostatic) en el último codo del Clásico Calidoscopio (2400m, arena), haciéndolo caer en una rodada siniestra que terminaría con su vida. Fue a la altura de los 700, cuando el favorito luego de un desarrollo raro, en el que parecía venir corriendo a remezones, buscaba acercarse al puntero Be Wise (Incurable Optimist), y no quedó claro si su mano voló por el aire porque así estaba escrito o si alcanzó a rozar, tal vez, las patas del vanguardista, al fin de cuentas poco importa ya. Solo vale destacar que Osvaldo Alderete la sacó barata en semejante trance, porque la magnitud de la rodada hizo asustar sobre su suerte. Se indicó en el parte respectivo que el piloto tenía golpes varios, aunque sin gravedad y por eso los médicos le permitieron retirarse a su domicilio, aunque a última hora el piloto regreso al Sanatorio de la Trinidad porque sentía dolores abdominales, lo que hizo que quedara internado para realizar los estudios pertinentes. Semejante accidente, con el dueño casi todos los boletos saliendo de la ecuación, le dio a la recta final del Clásico Calidoscopio un tono que nadie hubiera imaginado, con Calcolatore (Tawqeet) dominando en los 300 al entrerriano Be Wise, mientras Goncalves en la silla del platense Soy Ingles (Orpen) y Falero en la de Mavericks (Mount Nelson) parecían haber “quedado en shock”, seguramente por el dramatismo vivido. “Leandro” corría con Soy Ingles al lado de Passeggio cuando este cayó espectacularmente, mientras que Falero venía justamente en la estela del Heliostatic y sólo porque Dios es grande no lo embistió con el defensor de la caballeriza Parque Patricios. Es que cuando cae el favorito y da una vuelta completa en el aire, pasa con las patas hacia el cielo a centímetros del caballo de Falero, en lo que pudo haber sido un choque terrible…

En fin, dejemos de lado un episodio tan triste y contemos que Calcolatore venía por dentro siguiendo al puntero y cuando entró a la recta, Juan Villagra lo proyectó por mitad de cancha, dando enseguida la impresión de que tenía destino de fotos. Dominó con facilidad el pingo de Carlos Daniel y Juan Javier Etchechoury, que frente al paddock ya llevaba buena ventaja y corría con el triunfo asegurado, en tanto que Be Wise consiguió mantener en el final la chapa de escolta, justo premio a su valiente gestión, aunque como decíamos más arriba Goncalves pareció afectado por la caída de su colega y se limitó a “seguir” con el Orpen de Carampangue, sin rigorearlo seriamente. Tal vez si el piloto carioca se esmeraba el pupilo de Luciano Cerutti pudo haber invertido ese pescuezo a favor de Be Wise que hubo en el disco, aunque eso quedará para el plano de las hipótesis y sabemos de sobra que “lo que pudo ser” en las carreras vale… nada. La gente del stud Oye Tango (Córdoba) disfrutó así de un pesaje con chapa de varios cuerpos que en la previa costaba adivinar, pero que revitaliza una campaña del Tawqeet que en sus dos últimas salidas había tenido flacas respuestas en el marco del Campeonato Palermo de Oro Verde. En efecto, en el Chacabuco (G2) había quedado sexto a casi 10 cuerpos del veterano Ordak Dan (Hidden Truth), mientras que en el Chacabuco (G2) cerró la marcha a tiro de cañón del platense Fiskardo (Not For Sale), lo que motivó que Dany Etchechoury bajara la mira de inmediato con el alazán nacido en Santa María de Araras y lo mandara a las gateras de arena, mucho más livianas, del Clásico Calidoscopio… Los 300 mil pesos de esa tercera victoria en 14 salidas llevaron el haber en premios del pingo de Oye Tango al filo de 1,2 millones de pesos, mientras que para cerrar la crónica de ese accidentado trámite vale precisar que Mavericks llegó cuarto a 11 largos del vencedor, y que detrás del pupilo de Juan Carlos Bianchi, Bastilla Mast (Pollard´s Vision), el palermitano Expresso (Sigfrid) y Anthracite (Cosmic) completaron las últimas chapas, todos con el cartelito poco feliz del “sin apreciación”…

Comentarios

No hay Comentarios Todavía! Podes ser el primero en comentar en esta nota!

Escribir Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.