Mandy Pope compró a Songbird en 9,5 millones de dólares en FTK
7 Noviembre, 2017 Share

Mandy Pope compró a Songbird en 9,5 millones de dólares en FTK

La fenomenal campeona fue figura de una venta sensacional, ayer en Lexington

LEXINGTON, Kentucky (De un enviado especial).- Desde temprano el Barn 1 de Newton Paddocks estuvo concurrido. Posibles compradores, curiosos, fotógrafos… Todos estaban allí. Ella, Songbird, la gran estrella que tuvo ayer “The November Sale” en Fasig-Tipton, estaba como si nada; hermosa, entonada, posando para los flashes; como si supiera de qué se tratara.

Y cuando llegó el momento de salir al ring, con un recinto en el que no entraba un alfiler, la sensacional hija de Medaglia D’Oro “pagó el precio de la entrada”, al ser adquirida en 9.500.000 dólares por Mandy Pope para su Whisper Hill Farm, apenas US$ 500.000 por debajo del record que la misma criadora abonó por la campeona Havre de Grace (Saint Liam) al cabo de esta misma subasta hace unos años.

Pope batió en la batalla de ofertas a Coolmore y tras su nueva compra millonaria opinó: “Me excitó más la compra de Havre de Grace. Fue Caballo del Año y, por eso, para mí sigue siendo la reina; ahora las dos deberán empezar a pelear el lugar… No creía que se iba a ir tan arriba, claramente superó mi presupuesto. Mi contador no va a estar feliz con esto”, bromeó. Luego, continuó: “No la iba a comprar cuando empezó a irse tan cara, pero ella es maravillosa. Havre de Grace esperaba por alguna yegua que costara parecido a ella, se sentía un poco sola…”.

A la hora de hablar de planeas a futuro, Pope no fue concreta, pero dejó una idea de lo que podría llegar para Songbird: “Nos sentaremos y analizaremos. Tengo un par de ideas y habrá que ver si caminan. Podría obviamente enviarla a Frankel o a Galileo, o a Tapit, o lo que quisiera. Sólo debo decidir qué camino seguir”.

La criadora se quedó un poco más de tiempo sentada en el tattersall, esperando por Tepin. Todos creyeron que podría hacer otra inversión millonaria, pero finalmente no movió un dedo cuando la hija de Bernstein salió al ring. “Pensamos en ella, pero como Songbird salió más cara de lo que pensamos, y Tepin también se fue más arriba en el precio la dejamos pasar. Era sin dudas una yegua sensacional y le deseo a Coolmore -sus compradores- mucho éxito, pero, sinceramente, creo que nos llevamos la mejor yegua”.

Tepin, justamente, fue la otra gran estrella de la venta de noviembre en Fasig-Tipton, una boutique de piezas únicas y que temporada tras temporada se afianza. Con preñez confirmada del generoso Curlin (Smart Strike), la campeona cruzará el Atlántico para recalar en el campo de Coolmore, adquirida por el gigante irlandés en la friolera de 8.000.000 de dólares. “Es un montón de dinero, claro, pero fue una excelente yegua de carrera, además de ser realmente bonita. El año próximo la serviremos con Galileo”, contó M. V. Magnier, presente en el local de esta ciudad.

Los fuegos artificiales se extendieron casi a lo largo de todo el remate, con 17 yeguas alcanzando las siete cifras, 2 más con respecto a lo que sucedió el año último. La recaudación total para los 115 lotes que finalmente se vendieron ascendió a 74,2 millones de dólares, un nuevo record, con un promedio de US$ 645.217, un aumento del 4,9 por ciento en relación a 2016. Motivo de alegría fue también que las reservas no superadas bajaron del 27,9 a 18,4.

Otra gran atracción de la venta fueron los primeros destetes de American Pharoah y, como era de esperar, la respuesta fue interesante. El precio máximo en esa categoría fue justamente para un hijo del ganador de la Triple Corona de 2015, alcanzando el millón de dólares y adquirido por Narvick International para Japón. Se trató de una potranca por la ganadora de grupo Untouched Talent (Storm Cat) y hermana materna del excelente Bodemeister (Empire Maker).

En el grupo de yeguas a venta aparecía la joya chilena Dacita (Scat Daddy), ganadora de G1 en su país de nacimiento y también en los Estados Unidos. A la hora de la verdad, el Don Alberto Corp. de Liliana Solari y Carlos Heller terminó quedándose con la alazana que el sábado último terminó cuarta en el Breeders’ Cup Filly & Mare Turf (G1) de Del Mar a cambio de 1.850.000 dólares.

“Ella pertenece a Chile. Fue muy buena en casa y también muy buena aquí, y nos enorgullece tener una yegua chilena de este calibre ahora”, contó Liliana Solari. La criadora no tiene planeas aún para la alazana, aunque deslizó que podría presentársele a Battle of Midway (Smart Strike), el reciente héroe en el Breeders’ Cup Dirt Mile (G1) y que Don Alberto posee en propiedad con WinStar Farm. Aunque todo dependerá de si el caballo es finalmente retirado o no.

Comentarios

No hay Comentarios Todavía! Podes ser el primero en comentar en esta nota!

Escribir Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.