Palermo batió record de apuestas con el Nacional
14 Noviembre, 2017 Share

Palermo batió record de apuestas con el Nacional

Más de 32.000.000 de pesos pasaron por ventanilla en la gran fiesta del último sábado

Pasó otro Gran Premio Nacional (G1) en Palermo, y el hipódromo céntrico ratificó su enorme convocatoria para los días especiales. Casi 40.000 espectadores desfilaron por las centenarias instalaciones porteñas para encontrar disfrute tanto dentro como fuera de la pista. La combinación clásicos importantes y actividades extra turfísticas volvió a ofrecerle dividendos a la dirigencia céntrica, que desde lo económico marcó territorio una vez más pues al cabo de las 17 pruebas diagramadas se apostaron 32.245.205 pesos, un nuevo record nacional desde la convertibilidad.

El Derby superó ampliamente los $ 29.603.099 que habían pasado por las ventanillas el 1 de mayo, cuando el República Argentina (G1), y hace que ahora Palermo sea el dueño de las 4 mejores recaudaciones en lo que va de 2017, póker que se completa con las fechas de las Pollas (G1) y el San Martín (G1) y con la jornada que tuvo como máxima atracción al Gran Premio Selección (G1). ¿Podrá el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) de San Isidro quedar al tope de ese particular ránking al finalizar la temporada?

Justo es decir que se efectuó una amplia campaña publicitaria en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para atraer público a Palermo el sábado, movimiento que, como casi siempre que se realiza, fue exitoso. Quizás algún día el turf consiga ser masivo en los medios de comunicación y vía pública con sus previas y así tener aún más esplendor, al menos, cuando de reuniones como la del Nacional se trate.

La organización de la jornada fue perfecta, con algunas diferencias respecto a fiestas pasadas, como que los food trucks que ya son parte del paisaje en este tipo de días, fueron ubicados en los playones de las tribunas populares, mirando a la pista, y no en la zona del estacionamiento interno del Paddock, lo que derivó en un tránsito mucho más fluído para los visitantes detrás de la tribuna que está frente al disco. Esa nueva disposición fue, sin dudas, un acierto, con todo el mundo cómodo, ya sea aquellos viejos habitués cuanto los recién llegados al ambiente…

En el plano estrictamente hípico, el Derby puso fin a un proceso selectivo de permanentes variantes durante el segundo semestre, al cabo del cual sólo Roman Rosso pudo dar doblete en el máximo plano, pues antes de su consagratorio éxito hace tres días había vencido en el Gran Premio Provincia de Buenos Aires (G1) del Bosque.

En el césped de San Isidro, Grito de Amor (Emperor Jones) conquistó en su momento las 2000 Guineas (G1), y Village King (Campanologist) se agrandaría en el Gran Premio Jockey Club (G1), batiendo en final ajustado a The Great Day (Harlan’s Holiday), el héroe que en la dorada arena de Palermo había tenido la Polla de Potrillos (G2).

Pero el título de Campeón 3 Años da la sensación de que recaerá en Roman Rosso, no sólo por el peso específico que el Nacional tiene a la hora de hacer el balance, sino por ese dato de haber sido el único capaz de ganar dos veces en el máximo plano.

La generación tendrá el mes próximo un exámen severo ante los mayores en el Pellegrini del Norte, para el que ya reservaron gatera los mencionados Village King y The Great Day, y al que aún resta saber si concurrirán Roman Rosso y Smart Holiday, 1-2 en el Derby. Otros nombres de 3 años se sumarán en ese camino, seguramente, pero los mencionados lucen claramente como referentes por peso específico y por actualidad.

Quirico (Jump Start) y Legión de Honor (Grand Reward) fueron los otros dos ejemplares que pisaron fuerte en la trascendente fecha, el primero quedándose con el Gran Premio Palermo (G1), en la milla, y el restante haciéndose del Gran Premio Maipú (G1), sobre el kilómetro.

Mientras que para Quirico llegó una demorada consagración en los G1, pues ya transita sus 5 años, para Legión de Honor la fama llegó pronto, pues pertenece a la misma camada de Roman Rosso; es más, es el primer 3 años que logra dar cuenta de los caballos adultos en cualquier categoría.

Pasó otro Gran Premio Nacional y Palermo se lució. Terminó así su temporada fuerte y ya va siendo tiempo de empezar a pensar en lo que se viene, que al tradicional menú agregará nada menos que el festival de las Carreras de las Estrellas, a mitad de 2018. La apuesta está en convocar cada día más gente esos días, apostando a generar burreros a futuro; tan necesarios para mantener la pasión.

Comentarios

No hay Comentarios Todavía! Podes ser el primero en comentar en esta nota!

Escribir Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.