Para Quique Ferro, 2017 será un año difícil de olvidar
13 Noviembre, 2017 Share

Para Quique Ferro, 2017 será un año difícil de olvidar

El entrenador ganó con Legión de Honor el Gran Premio Maipú (G1) de Palermo

Cuando en poco tiempo llegue la hora de hacer un balance de la temporada 2017, para Enrique Martín Ferro el saldo será netamente positivo. Si bien este último mes y medio que resta hasta el cambio de almanaque puede depararla nuevas alegrías, si se bajara la persiana mañana, la copa chocaría bien alta y feliz en el brindis.

El entrenador vivió otro gran momento en la notable tarde del sábado en Palermo, con su caballo Legión de Honor pasando de las condicionales a los G1 y venciendo a los mejores velocistas del medio en el Gran Premio Maipú (G1), sobre el kilómetro.

Se ríe Martín Ferro cuando se le recuerda aquél debut en la milla de césped del hijo de Grand Reward criado por La Quebrada, y cuenta: “Lo debuté en esa distancia y en esa superficie porque había trabajado muy bien, y yo soy, en principio, siempre de tratar de tender, sin olvidarnos que  tiene un pedigree de fondo. La madre ganó en la milla, y tiene un propio hermano que entrenó mi amigo y excelente cuidador, Héctor Sueldo, que lo debutó en esa distancia, y eso que él es un especialista en caballos de la corta. Entonces me dije: ‘si el hombre hace eso, que voy a inventar yo corriendo en la recta con Legion de Honor’. Seguí con mi libreto y me equivoqué, está clarito. Después, por suerte, torcimos el rumbo y aquí estamos festejando en una carrera de semejante categoría.

Legión de Honor no sorprendió al preparador y veterinario: “Estamos muy contentos por el potrillo, al que siempre consideramos un fuera de serie. Cuando lo bajamos a la corta, con Orteguita -Eduardo, el jockey- decíamos que sin dudas tenía nivel clásico, y ahora lo demostró. Pero no sólo la baja en la distancia lo ayudó, el paso del césped a la arena le vino bárbaro”.

Sobre el Maipú y cómo lo vivieron con el equipo y propietarios, cuenta Martín Ferro: “Analizamos mucho esta carrera, que era muy difícil por cierto. Llegamos a la conclusión que lo mejor era conseguir una largada abierta y se nos dio de conseguirla: eso ayudó como para aprovechar la velocidad inicial que tiene el caballo, porque es dueño de mucha habilidad para salir de los partidores; es allí donde te hace una diferencia importante. Lo que si me sorprendió fue la facilidad con la que ganó, porque esa ventaja que sacó al principio, la mantuvo y la aumentó, rematando con mucha fuerza. También hay que tener en cuenta que la diferencia que recibió en los kilos de los caballos adultos se hizo sentir, porque cuando vos tenés un caballo tan corredor como este, es algo muy favorable”.

Para el entrenador y los dueños de Legión de Honor llega el tiempo de planificar lo que vendrá, y al respecto opina: “Creo que tiene un futuro enorme porque es complicado en carreras de este nivel que un 3 años les gané a los mayores, y de la forma en que lo hizo…”.

El calendario tiene por delante el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1), la tarde del Carlos Pellegrini (G1) y sobre el césped de San Isidro, la pista que tan mal trató a Legión de Honor cuando se presentó en sociedad. Claro, el potrillo creció, se hizo fuerte y desde el domingo es referencia top entre los sprinters. ¿Habrá un nuevo intento en el verde para el zaino…?

Simón Mitagstein

Comentarios

No hay Comentarios Todavía! Podes ser el primero en comentar en esta nota!

Escribir Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.