Vale Dori fue implacable para ganar su primer G1 en USA
18 Marzo, 2017 Share

Vale Dori fue implacable para ganar su primer G1 en USA

La yegua argentina superó de punta a punta a la campeona Finest City en el Santa Margarita Stakes

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- Vale Dori está determinada a hacer historia; tiene la intención firme y clara de que su nombre quede como el de una de las mejores yeguas nacionales a nivel internacional; y eso que las hubo en cantidad… Crece y crece en cada salida la hija de Asiatic Boy y en el sábado de Santa Anita Park quemó otra asignatura pendiente, ganando el Santa Margarita Stakes (G1-1800 m, arena), su primera prueba de máxima escala fuera de San Isidro y Palermo. El resultado se venía gestando, primero con su primer lugar en el Bayakoa Stakes (G2), luego llevándose el La Canadá Stakes (G2) y teniendo una previa perfecta quedándose con el Santa María Stakes (G2).

Había quienes sostenían que en esa serie había dejado atrás prácticamente a las mismas rivales, la pura verdad. Pero ahora se enfrentaba nada menos que con Finest City (City Zip), la campeona sprinter de 2016, la ganadora del Breeders’ Cup Filly & Mare Sprint (G1), pero nada cambio. De punta a punta, haciéndole sentir a esa rival sus dominios, Vale Dori construyó tranco a tranco una victoria monumental y categórica, superando a Finest City por 1 1/2 cuerpo y separándose con comodidad en la recta final, tras emplear parciales de 23s50/100, 48s23/100 y 1m12s21/100, para un tiempo total de 1m48s81/100. “Es otra yegua, mucho más madura, más enfocada. Veníamos muy fácil adelante y por eso no me preocupé en absoluto por la cercanía de Finest City, pues sabía que en la recta Vale Dori iba a hacerle sentir su poder y su mayor adaptación a la distancia”, comentó luego de la tradicional foto el jockey peruano Rafael Bejarano, de regreso a las riendas de la zaina en reemplazo de Mike Smith, que esa misma tarde realizó una poco fructífera excursión hasta Oaklawn Park para correr el Rebel Stakes (G2).

Valdrá hacer pie en la palabra enfocada, pues los cambios de la yegua argentina desde que es atendida por Bob Baffert han sido realmente llamativos. En la Argentina venía lejos, le costaba entrar en ritmo, y eso se repitió también en su breve paso por Meydan, en Dubai. Pero aquí, en el Norte, desarrolló una velocidad impresionante y una resistencia llamativa a la hora de la verdad. Impresionante. Como se dijo, Vale Dori marcó 1 1/2 cuerpos sobre Finest City, pero Autumn Flower (Flower Alley), la tercera llegó a otros 9 1/2 largos… Estrechada (Offle Wild), la otra argentina que estuvo en los partidores, vino última la mayor parte del recorrido pero remontó hasta la quinta colocación… En mayor distancia, su rendimiento, lógicamente, será mejor. Vale Dori quedó a nada de superar el millón de dólares en ganancias, y ahora son cinco sus triunfos en fila. Su última derrota se remonta al Zenyatta Stakes (G1) de octubre, cuando fue tercera nada menos que de la ya retirada Beholder (Henny Hughes) y de Stellar Wind (Curlin). Justamente esta última es una de las grandes adversarias que podrían cruzarse en el camino de la yegua nacida en el Haras Abolengo de aquí en adelante, sin olvidar por supuesto a la fantástica Songbird (Medaglia D’Oro), que, casualmente, en las últimas horas sufrió un retraso en su entrenamiento por un tema físico. Vale Dori parece ahora lista para enfrentarlas, para desafiarlas, y con una actualidad muy superior a aquella del Zenyatta.

Hoy, digan lo que digan, la argentina es la mejor de todas en California, un dato para nada pequeño. Claro, cuando vuelvan Songbird y Stellar Wind tendrá que ratificarlo, pero ese será otro cantar. El Santa Margarita Stakes es el G1 que más veces ganaron los caballos argentinos. Con el éxito de Vale Dori, esa estadística mejoró ahora a 8 primeros, con los antecedentes de Lucie Manet (Minera) en 1977; Bayakoa (Consultant’s Bid) y Paseana (Ahmad) imponiéndose en las versiones de 1989 y 1990 y 1992 y 1994, respectivamente; Toda Una Dama (Cipayo) que ganó en 1998 y Miss Match (Indygo Shiner), heroína en 2011. Vale Dori se suma a ellas en la estadística, pero sueña con ir más allá y tratar de seguir la ruta marcada por Bayakoa y Paseana. Sigue brillando la yegua argentina, bien arriba, deslumbrando. ¿Cómo atreverse a ponerle un techo?

Comentarios

No hay Comentarios Todavía! Podes ser el primero en comentar en esta nota!

Escribir Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.