En su primera presentación de la temporada, el hijo de Sebi Halo alcanzó una cómoda victoria sobre el césped de San Isidro

William Pererya, el jockey de Springdom, define con pocas palabras al mejor velocista de la actualidad: “Es un caballo bárbaro, de esos que cuando vos buscás te responden. De los 300 metros a la raya tiene una explosión tremenda…”, cuenta, feliz luego de sumar una nueva victoria juntos.

El Clásico General Viamonte (G3-1000 m, césped), la otra gran prueba del sábado en el Hipódromo de San Isidro, no sólo le sirvió al hijo de Sebi Halo para volver al ruedo, sino para confirmar sus capacidades diferentes, esas que ya había dejado ver en el final de la temporada anteerior, consagrándose en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1) de diciembre.

Fácil, sin necesidad de utilizar todas las energías que tenía disponibles, el zaino afilado por la familia Bonetto dio fácil cuenta de Red Surge (Storm Surge) por los 200 metros para terminar ganándole por 3 1/2 cuerpos, con Delopecito (Don Valiente) completando la trifecta a sólo la mínima de las ventajas, todo tras 54s61/100, marca excelente, por cierto.

Cría de El Paraíso y con madre Intérprete, Springdom mejora su récord y ya porta 5 éxitos en 7 salidas, en una campaña que se completa con dos segundos lugares. Capaz de rendir por igual sobre el césped o sobre la arena, seguramente se enfocará ahora en el primer gran objetivo grande: el Gran Premio Ciudad de Buenos Aires (G1), el 1 de mayo, en Palermo.

Springdom es el mejor velocista de la actualidad y no hay argumento para decir lo contrario. Tiene pinta de que hay líder para rato.