Con Gun Runner cerca de consagrarse como líder freshman sire y casos de éxito como Twirling Candy o Unified, ahora Leofric será trasladado a Darby Dan y Rock Your World (foto) servirá en Spendthrift

Por Diego H. Mitagstein

La historia de Candy Ride siempre fue para hacer una película, pero con el paso de los años y de los éxitos suma capítulos y más capítulos, como para ya ir pensando directamente en una trilogía, al estilo de La Guerra de las Galaxias. Nunca antes un caballo nacido en la Argentina había alcanzado semejantes resultados con sus crías, ni tampoco una influencia tan elevada en Kentucky, la zona principal de cría de los Estados Unidos, que en los últimos años se llenó de sus hijos, con las cabañas más importantes buscando encontrar a su sucesor. Ni siquiera Forli (Aristophanes), que pisó fuerte allá por los ’70 y ’80, o Lord At War (General), otro de los nuestros y que fue un reproductor «de novela» en el norte, llegaron a tanto.

El fantástico arranque del campeón Gun Runner, actual líder entre los Freshman Sires, y de otros caballos que se revelaron como padrillos generosos, tales los casos de Twirling Candy, el debutante Unified o Clubhouse Ride, este último en California, provocaron un aluvión de Candy Rides a las cercanías de Lexington, y que acaba de acentuarse, con la mudanza del G1 Leofric al Darby Dan Farm y la llegada de Rock Your World a Spendthrift Farm para hacerle compañía a su hermano Vekoma.

El campeón Game Winner (Lane’s End Farm) y Mastery (Claiborne Farm) son otras muestras de la confianza depositada en los «hijos del viento»; el primero acaba de vender sus primeras madres preñadas muy bien en Keeneland, y el segundo ya suma varios ganadores en las pistas en su temporada debut, aunque aún no colmó las expectativas, justo es decirlo.

Sea como sea, el éxito de las crías de Candy Ride que han llegado a la reproducción entusiama a los criadores y va poblando el mercado de opciones. El caso de Leofric es bastante interesante, pues luego de pasar dos temporadas en el Rockridge Stud de New York, ahora llegará a Darby Dan, pura historia allí en Old Frankfort Pike.

Tordillo, sumó casi 1 millón de dólares en premios habiendo ganado el Clark Handicap (G1), el Hagyard Fayette Stakes (G2) y el West Virginia Governor’s Stakes (G3), además de ser tercero en el Woodward Stakes (G1) de Saratoga. En Lady Godiva (Unbridled’s Song), su servicio para 2022 fue establecido en 7500 dólares, un segmento bien competitivo.

«Hay muchos puntos atractivos con Leofric. Tiene un pedigree excepcional y sus primeras crías son estupendas. Siendo un ganador de G1 hijo de Candy Ride, tiene mucho sentido traerlo a Kentucky para darle una oportunidad de éxito mayor y así continuar con el legado de su padre», comentó Ryan Norton, Director de Padrillos de Darby Dan.

La llegada de Rock Your World al Spendthrift Farm también genera muchas expectativas. El Ganador del Santa Anita Derby (G1) cubrirá por US$ 10.000. «Es un caballo con un potencial para padrillo enorme, con un look increíble y mucho pedigree. Costó 650.000 dólares de yearling y fácilmente uno puede darse cuenta porqué, el más lindo de todos los Candy Ride. Tiene una gran genética para la arena con Empire Maker y Giant’s Causeway como sus dos primeros abuelos maternos», contó Ned Toffey, Manager General de la cabaña sobre la llegada del zaino que criaron Ron y Deborah McAnally.

Candy Ride deja su huella y sus hijos se están encargando de que su historia se siga escribiendo por varios años más, provocando un cambio de paradigma entre los criadores a base de resultados gigantescos en las pistas.