Crack en las pistas, sufrión una lesión en su piquete y debió ser sacrificado; ya se mostraba como un prominente padrillo

A pocos días de la partida de Mensageiro Alado (Ghadeer), el turf brasileño perdió a otro de sus íconos de la velocidad y a un padrillo prominente como Desejado Thunder, que luego de sufrir un accidente en su piquete y fracturarse la rótula, no pudo recuperarse, obligando a los médicos a sacrificarlo ayer, a sus jóvenes 12 años, según informó Raia Leve.

El hijo de Durban Thunder y Glorious Magee (Spend a Buck) fue criado por el Stud Alvarenga, colores que luego defendió en las pistas, alcanzando 15 victorias sobre 21 presentaciones, entre los 1000 y los 1400 metros.

Excelente dos años, venció durante esa etapa de su campaña en la Prova Especial Atualpa Soares, en el Clássico Hernani Azevedo Silva, en la Prova Especial Sabinus y en el Clássico José Calmón, además de haber terminado cuarto en el Grande Premio Mario Azevedo Riberiro (G3). Semejante trajinar le valió el título de Campeón 2 Años Macho.

Ya a los 3 años dio un salto en su nivel y trepó rápidamente hasta el sitial de crack, cosechando triunfos en los grandes premios Major Suckow (G1), Associação dos Criadores e Proprietários de Cavalos de Corrida do Rio de Janeiro – Prova Internacional  (G1), Cordeiro da Graca (G2), Adhemar de Faría e Roberto Gabizo de Faría (G3), Associacao dos Criadores e Proprietários de Cavalos de Corrida do Rio de Janeiro (G3) y en el Clássico Jockey Club do Sao Paulo.

Ya con 4 años siguió sumando victorias, como las que consiguió en los grandes premios Adhemar de Faria e Roberto Gabizo de Faria (G3), Néstor Jost (G3), siendo además segundo en el Major Suckow y cerrando su campaña terminando como escolta en el ockey Club de São Paulo (G3).

A mediados de 2012, Desejado Thunder ingresó a la reproducción y, con sus primeras crías en las pistas en 2016, ya produjo a Amuleto, rtitular del Grande Premio ABCPCC  (G1); a Thunder Cat, ganador de los grandes premios Cordeiro da Graca (G2), Copa ABCPCC Velocidade (G3) y Adhemar e Roberto Gabizo de Faría (G3); a Ouro Preto, dueño del Grande Premio Presidente Julio Mesquita (G3); y a los titulares clásicos Mudador, Flor da Fronteira, Desejado D’Anafer, Barbo, Bom de Briga, Bertioga Thunder y Barra Bonita.

Con Desejado Thunder se apagó demasiado temprano la vida de un verdadero campeón.