Fue el mejor caballo de 1996 y también ganador de grupo en los Estados Unidos; un campeón fenomenal

El campeón Refinado Tom, último ganador de la Triple Corona argentina, murió hoy a los 26 años en el Haras La Biznaga, donde permanecía retirado desde que se lo dio de baja en la reproducción, al declarárselo subertil. El hijo de Shy Tom y Ma Raffine (Mountdrago), que fue preparado por Roberto M. Bullrich para la propia divisa de Charly Blaquier, 

Nacido un 28 de agosto de 1993, el inolvidable alazán cumplió una campaña de pistas excepcional, ganando en 9 de sus seis salidas en el ámbito local, además de destacarse también en los Estados Unidos.

Con Jorge Valdivieso en sus riendas fue Caballo del Año, Campeón Dos Años Macho, Campeón 3 Años Macho, Campeón Caballo Adulto (inexplicablemente) y Campeón Fondista en 1996, la temporada en que se alzó con los grandes premios Raúl y Raúl E. Chevalier (G1), Estrellas Juvenile (G1), Polla de Potrillos (G1), Jockey Club (G1) y Nacional (G1).

Enviado al norte, y bajo la tutela de Richard Mandella, Refinado Tom llegó a su mejor resultado ganando en Hollywood Park el Native Diver Handicap (G3), siendo además tercero en el San Antonio Handicap (G2) y en el William P. Kyne Handicap (G3).

Refinado Tom regresó a la Argentina en 199 y al stud de “Coco” Bullrich, para reprisar ganando en Palermo el Clásico Benito Villanueva (G2) y quedarse luego con el Gran Premio Estrellas Classic (G1). Sería luego segundo en el Gran Premio General San Martín (G1) para llegar a su último festejo en el Clásico Italia (G3).

El crack ingresó a la reproducción en La Biznaga para la temporada de 2000 y produjo sólo 3 crías, con 2 de ellas que llegaron a correr. Una de ellas, Refina y Sobria tuvo una destacada campaña en La Plata durante 2006, siendo segunda en el Clásico Miguel Luis Morales (G2) y tercera en el Gran Premio Selección de Potrancas (G1); además, terminó como escolta en el Clásico Los Criadores (G2) y también tercera en el Apertura (G3), ya de adulta.

Refinado Tom murió a los 26 años como consecuencia de su avanzada edad, y será enterrado en la estancia de la familia Blaquier en Roque Pérez. Su recuerdo será imborrable para todos quienes tuvieron oportunidad de disfrutarlo y su logro de la Triple Corona, por aquél tiempo algo menospreciado, con el paso del tiempo adquirió la envergadura que siempre debió habérsele dado. Hasta pronto campeón…