Con 5222 triunfos en su trayectoria, logró su último gran triunfo en 2020 montando a Swiss Skydiver en el Preakness Stakes

A los 48 años, Robby Albarado, ganador más de 5000 carreras, decidió ponerle punto final a su carrera como jockey. El hombre que alcanzó mayor fama en las riendas del campeón Curlin, competirá por última vez este sábado en Turfway Park, donde firmó un compromiso en la séptima competencia.

La noticia fue dada por el prestigioso Daily Racing Form, donde el profesional declaró: “Es tiempo. Estuve pensando en esto por mucho tiempo, y llegó el momento”. A partir del año próximo, seguirá vinculado a la actividad como agente de jinetes.

Albarado comenzó su campaña en las “cuadreras” de Louisiana, donde nació, y alcanzó su primera victoria oficial en Evangeline Downs. Por muchos años fue regular competidor en los circuitos de Louisiana, Arkansas e Illinois, antes de dar el salto a los hipódromos de Kentucky, en 1996, y para mediados de esa década ya se había establecido como uno de los grandes referentes del medio oeste. En 1999 sumó 269 victorias y ganancias por 9.366.585 dólares, llegando también esa temporada a su primer éxito de G1, cuando se llevó el Three Chimneys Spinster Stakes y el Turf Classic, ambos en Churchill Downs.

No todas fueron rosas a lo largo de la campaña de Albarado, que sufrió varias rodadas y en dos ocasiones se fracturó el cráneo. Con tesón y determinación, siguió adelante y en 2003 consiguió la monta de Mineshaft (A.P. Indy) para ganar con el notable zaino cuatro pruebas de máxima escala en su camino hacia la consagración como Caballo del Año del actual padrillo de Lane’s End Farm.

En 2007 por primera vez se llevó una prueba de la Triple Corona, con Curlin en el Preakness Stakes (G1), con el que también vencería luego en la Dubai World Cup (G1) -al argentino Asiatic Boy (Not for Sale- y el Breeders’ Cup Classic (G1). El hijo de Smart Strike fue Caballo del Año en los Estados Unidos durante 2007 y 2008.

Robby Alabarado no fue el mismo en los últimos años y su “negocio” empezó a bajar considerablemente. Fueron sólo 24 sus éxitos en 2019 y la misma cifra alcanzó en 2020, aunque ese año montó a Swiss Skydiver (Daredevil) cuando se llevó el Preakness Stakes. Este año sólo logró 2 victorias en 93 carreras disputadas.

De acuerdo a Equibase, Robby Albarado venció en 5222 competencias sobre 34.113 corridas y sumó premios por 221.560.458 dólares, en una campaña que será muy recordada.