En su segunda actuación, el campeón argentino cayó en el disco y por la cabeza ante Newgate en la emblemática carrera

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- Ya estaba en el disco Subsanador para festejar otro histórico triunfo para el turf argentino y sudamericano en el Santa Anita Handicap (G1-2000 m, arena, US$ 401.000 de bolsa), la carrera más importante del año para los caballos adultos en esta parte de los Estados Unidos.

El Campeón 2 Años de 2022 había hecho el gasto desde el salto, marcado parciales fuertes y resistido a todo cuando encaró los últimos 200 metros de la emblemática competencia. Pero en el final, embalado con alma y vida por un Frankie Dettori infalible e inspirado, Newgate apareció en escena para dejarlo con las manos vacías en el mismo disco y superarlo por apenas la cabeza.

En lo que fue sólo su segunda salida aquí, y volviendo a su exitosa táctica de marcar el paso, el alazán criado en El Mallín y que corre para el Stud Facundito lo dio todo en las manos del jockey chileno Héctor Berríos, pero le faltó nada para tocar el cielo con las manos. Una diferencia sutil, pero suficiente para marcar una diferencia entre una sonrisa amplia y una mueca de decepción.

Fue para aplaudir de pie lo hecho por el hijo de Fortify que ahora prepara John Sadler, que había tenido su primera muestra aquí el día de Navidad, quedando cuarto a 3 1/4 cuerpos de Newgrange (Violence) -ahora sexto- en el San Antonio Stakes (G2), aunque viniendo entretenido, pues nunca en su campaña había competido sobre 2000 metros, y su ritmo de 23s23/100, 47s9/100, 1m12s15/100 y 1m37s5/100 fue sostenido.

Outsider en las apuestas, Subsanador llegaba al Santa Anita Handicap con expectativas, pues su preparador había manifestado en la previa que esperaba una gran mejoría respecto de aquella labor en el San Antonio, y tuvo razón. Ahora el panorama es amplio y esperanzador para con el argentino, dentro de una categoría pareja y con el Breeders’ Cup Classic (G1) corriéndose en Del Mar esta temporada.

Newgate cerró una tarde inolvidable para el entrenador Bob Baffert y para Dettori, que comentaría luego de la victoria: “Cuando era chico, allá por los ’80, había 60.000 personas para ver a Ferdinand (Nijinsky) contra Alysheba (Alydar) y no te podías mover en la tribuna. Corrí por primera vez el Santa Anita Handicap en 2023 y ganarlo es un sueño. Subsanador me dio mucha pelea en el final y realmente todavía no puedo creer haberlo logrado”.