La hija de Cosmic Trigger se mide en Palermo con Garota Love, Hawaiian Love, Olímpica Hit y Super Bijou, entre otras

Como cada temporada, desde hace ya un tiempo, el Gran Premio Criadores (G1-2000 m, arena) regalará la gloria del triunfo, pero también la posibilidad para aquella que cruce el disco adelante de correr nada más y nada menos que el Breeders’ Cup Distaff (G1), que en 2024 espera sobre la arena de Del Mar.

Se viene una versión estupend del cruce para las yeguas en la distancia dentro del mitín del Gran Premio República Argentina (G1), quizás, una de las mejores que se recuerden, con un mix perfecto de consagradas con aquellas que tienen entre ceja y ceja dar el salto a las grandes ligas.

Serán 16 las participantes -Godess (Valid Stripes) espera por un hueco de último momento como suplente, y entre ellas si hay algo que sobran son las candidatas. Muchos estarán atentos a lo que haga Abogada Brava (Cosmic Trigger), invicta en 3 salidas y que cada vez dejó una impresión inmejorable.

Claro, ahora se medirá con otras nenas, tal el caso de Garota Love (Cosmic Trigger), volviendo al ruedo tras 227 días de inactividad y apoyada en una seguidilla de 4 triunfos consecutivos y que incluyó los clásicos Victorica Roca (G3), Sauze (G3) e Italia (G3), en este último superando a los machos; o el de Hawaiian Love (Hurricane Cat), que hace su primera presentación en la arena después de un campañón en el césped, superficie sobre la que ganó el Carlos P. Rodríguez (G2), fue segund en la Copa de Plata (G1) y también en el Gilberto Lerena (G1).

Otra en racha es Olímpica Hit (Hit It a Bomb), que luego de 2 conquistas condicionales se adelantó guapamente a Cyboogie (Galicado) en el Clásico Bullirch (G3), una rival con la que ahora volverá a cruzarse.

No terminan allí las atracciones del Criadores, en el que también se producirá el retorno de Super Bijou (Super Saver), que, después de quedar vacía tras ser retirada, va por más hazañas, y donde La Importadora (Bodemeister) será otra de las que pretenden dar el golpe en la más brava, con dos lindos discos condicionales como carta de presentación.