El veloz hijo de Angiolo se impuso de punta a punta en el Handicap Dancing Moss, controlando arriba a Tsunami Key y Sueño Hué

El reloj corre, es cierto, pero Acteon viene demostrando que nunca es tarde para volver a ser. Como hace un mes, el hijo de Angiolo volvió a ganar de punta a punta una carrera importante en el Hipódromo Argentino de Palermo, quedándose este lunes con el Handicap Dancing Moss, la primera de las 2 pruebas por encima del nivel común que ofreció el programa.

Antes había sido el Clásico Jorge Ricardo, y el gran dato ahora fue que lo logró como uno de los topweights , cargando 58 kilos, y sobre 1400 metros, una distancia que hasta ahora le había sido inexpugnable. Como siempre, el alazán lo consiguió de punta a punta, la forma en que más disfruta correr y, por supuesto, también en la que más rinde.

“El siempre fue un caballo bueno, pero muy delicado. Ahora Miguel -Cafere, el entrenador- lo pudo acomodar bien y está rindiendo todo lo que puede”, contó Juan C. Villagra, su jockey, una vez que las fotos ya eran una realidad y explicando el porque de su rendimiento irregular y de sus varias ausencias prolongadas.

Vencedor en el Clásico Refinado Tom (L), allá por septiembre de 2022, Acteon tomó la punta y manejó los ritmos, sacando diferencias al pisar la recta y controlando arriba la doble atropellada del gran favorito Tsunami Key (Key Deputy) y de Sueño Hué (Grand Reward, 54), que terminarían escoltándolo en ese orden y desde medio pescuezo y medio cuerpo, respectivamente, todo en una marca de 1m23s13/100, destacada teniendo en cuenta que la arena porteña está bastante suelta.

“Largó tranquilo, pero después se me entonó un poco y me preocupé por no dejarlo desgastarse temprano. Por suerte en la recta guapeó y pudo mantenerse adelante”, sumó Villagra, redondeando su parecer sobre la victoria.

Del Stud JCV y criado por el Haras El Paraíso, Acteon sumó su sexta victoria en 16 salidas -tercera por encima del nivel común- y elevó sus ganancias hasta los 7.139.196 pesos. Tadema (Mutakddim), su madre, ya había producido antes a la triple ganadora clásica La Hilary (Grand Reward), y a Jean Honore (Angiolo), que supo vencer en el Handicap Parlanchín.