Ningún caballo había conseguido vencer antes por duplicado en el tradicional internacional de la milla de Maroñas

Caballo bueno, noble, Aero Trem, que en un campañón de 19 salidas llegó más allá del tercer lugar en apenas una ocasión. Como si le faltara algo para catalogarlo sin tapujos como uno de los mejores exponentes desde la reapertura de Maroñas, este domingo se dio el gran gusto de entrar en la historia al convertirse en el primer ejemplar que consigue ganar ediciones consecutivas del Gran Premio Pedro Piñeyrúa (G1-1600 m, arena), el trofeo más preciado de la media distancia allí.

Como hace 12 meses, ahora con José da Silva reemplazando a Francisco Leandro en sus riendas, el hijo de Shanghai Bobby y Piace Molto (Gilded Time) fue claramente superior a los 15 rivales que le salieron al cruce, completando, de paso, la cosecha formidable del jockey y del cuidador Antonio Cintra, que también se llevaron el Gran Premio José Pedro Ramírez con Atlético El Culano (Alcorano).

En rigor, nadie descubrirá el talento de Aero Trem ahora, cuando desde su primera campaña, por ejemplo, ganando los grandes premios Polla de Potrillos (G1) y Jockey Club (G1), aunque para un caballo de semejante nivel confirmarse es una misión permanente.

En el Piñeyrúa 2021 el zaino criado y reservado por el Haras Old Friends fue imparable cuando empezó a tomarse las cosas en serio en la recta, atropellando abierto y dominando con contundencia en los 300 metros finales hasta estirarle 2 1/2 cuerpos de ventaja a Sub Manner (Subordination), que se quedó con la posición de escolta con el pescuezo sobre Rey Victorioso (Vettori), uno de los outsiders, todo tras 1m35s98/100 sobre arena húmeda.

El noble Aero Trem marcó un récord al ganar en ediciones consecutivas el Piñeyrúa, y también al sumar 4 victorias de máxima escala en su campaña. ¿Hace falta algo más como para considerarlo un caballo excepcional? Pareciera que no. Chapeau.