El caballo vuelve este sábado en el Clásico Propietarios (G3) y la yegua busca su quinto triunfo seguido, en el Agraciada (G3)

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Será un fin de semana con acción importante a pleno el que llegará en el Hipódromo Nacional de Maroñas. El sábado, el juego lo abrirán el Clásico Asociación de Propietarios de SPC (G3-1600 m, arena), para todo caballo desde los 3 años, mientras que el domingo las yeguas se verán las caras en el Clásico Agraciada (G3-1800 m, arena), en ambos casos, acompañados por sendos handicaps especiales en la programación.

La gran noticia del Propietarios será la reprise del notable Aero Trem (foto), número uno de la media distancia local y que salió de escena tras ganar por segunda temporada consecutiva el Gran Premio Pedro Piñeyrúa (G1), el 17 de enero último. El hijo de Shanghai Bobby, también vencedor de potrillo en la Polla (G1) y el Jockey Club (G1), buscará saldar una deuda pendiente, ya que hace 12 meses terminaba segundo de Almoradi (Top Hat) en esta misma competencia.

La historia no parece sencilla para el reservado del Haras-Stud Old Friends, pues se cruzará con el ascendente Justice Cat (The Leopard), que terminó adelante en 3 de sus 4 más cercanas salidas, serie que incluyó los clásicos Guillermo Young (L) y Campeones Mile, en este último, superando por 1 cuerpo a Sub Manner (Subordination), que también estará en la pista ahora y fue escolta de Aero Trem en el internacional de Reyes.  Pese a sus 7 años, Rey Victorioso merece especial atención, pues completó el podio en el Piñeyrúa, secundó al argentino Mio Mondo (Hurricane Cat) en el Clásico Otoño (L) y viene de una interesante victoria condicional.

El domingo, el Agraciada será otra prueba complicada para Honra Real (Agnes Gold), la mejor yegua de la actualidad y que viene entonada con una seguidilla de 4 victorias consecutivas, incluído el Gran Premio Ciudad de Montevideo (G1). La segura favorita acaba de vencer por 2 1/2 cuerpos a Tres Botas (Trinniberg) en el Gran Premio OSAF de Las Piedras, y ahora le entrega la posibilidad de la revancha, aunque…

En esa prueba falló Olise (Quick Road), que había dado el salto de calidad antes venciendo en el Clásico Diana (G3) y que ahora aspira a volver por sus fueros. Y en nada puede pasarse por alto las presencias de Blossom (Ecclesiastic) y Villa D’este (Agnes Gold), capaces de quedarse con todo.