El potrillo mantuvo su invicto en el Clásico Nueva Generación y la yegua se quedó con el Especial Panamá

LA PLATA.- Con más de 17 millones de pesos en ventanillas como balance, la jornada del último jueves en el hipódromo de esta ciudad tuvo en Affable (Angiolo) y Día Feliz (Roman Ruler) a sus dos figuras centrales, venciendo en el Clásico Nueva Generación (1000 m, arena) y en el Especial Panamá (1600 m, arena), respectivamente.

El primero aprovechó con absoluta eficacia la posibilidad de ratificar todo lo bueno que había exhibido a su paso por el Clásico Precoces, haciéndose tanto de la clasificatoria como de la final. El marplatense tomó la punta al partir y en la recta hizo “variedades deportivas” para superar por 3 cuerpos al perdedor Leal Blues (Le Blues), con Quil Hero (Andromeda’s Hero) en la tercera ubicación a 1 largo más.

Parte del escuadrón de César Zapico y del Stud Nuestras Hijas, el nieto de Johannesburg que se crío en los campos de El Paraíso a nombre de Triple Alliance detuvo el cronómetro en excelentes 58s77/100 y llevó en su silla a Eduardo Ortega Pavón.

Un rato más tarde, en tanto, Día Feliz acercaría el primer éxito juntos para la sociedad conformada por José da Silva y el Haras Vacación. El jockey brasileño, heredero del puesto que por muchas temporadas ocupó el ahora retirado Pablo Falero, estuvo hábil con la hija de Roman Ruler y Disipadora (Roy), pues la dejó cuarta en el comienzo, la hizo mejorar entre el codo y los primeros metros de la recta para tapar casi en el disco y por el pescuezo a Wave Rock (Mount Nelson), con Gran Optima (Grand Reward) terminando de darle forma a la trifecta desde 3/4 de cuerpo, tras venir al frente desde los 400.

Entrenada por Jorge Mayansky Neer en Palermo, Día Feliz atraviesa por un momento de pleno desarrollo y, seguramente muy pronto se la vea nuevamente en los clásicos, un terreno en el que ya tuvo varias gestiones de valor, pero en el que aún no ha conseguido vencer.