Con Love Joy en la sexta prueba del lunes porteño, el aprendiz llegó a los 120 discos necesarios

Seguramente José Noriega habrá brindado con su toda gente hace unos días cuando se oficializó que pasó de aprendiz a jockey tras ganar con For Ecuador (Orpen) en La Plata el Clásico Criadores Argentinos del Sangre Pura de Carrera (L). Sin embargo, tras “hacer bien las cuentas”, se informó que se había contabilizado mal una prueba y por eso el cordobés quedaba a un disco de graduarse. Ese éxito “extra” llegó finalmente con Love Joy en la sexta prueba del lunes porteño, con lo que, ahora sí, José Noriega alcanzó oficialmente las 120 victorias necesarias para hacerse jockey.