Tras la participación de los cracks en la noche de la Dubai World Cup, Guillermo Liberman, su propietario, dejó jugosas declaraciones al Diario El País de Uruguay, y anticipó que los dos caballos viajarán hacia Newmarket, Inglaterra

Apenas unas pocas horas pasaron después de que Ajuste Fiscal y El Patriota compitieran en el mitín de la Dubai World Cup, en Meydan, Emiratos Arabes Unidos, y ya comenzó a delinearse el futuro de las dos figuras de la hípica uruguaya.

Según publicó en su edición de hoy el Diario El País, Samuel y Guillermo Liberman, sus propietarios, decidieron que los dos cracks viajen en el corto plazo hacia Newmarket, donde permanecerán por un par de meses en un centro de entrenamiento perteneciente al Dubai Racing Club para luego volver a la competencia.

“Después de ese tiempo de aclimatación decidiremos junto con el equipo de trabajo el camino a seguir, pero esa base nos da la posibilidad de elegir cualquier país de Europa, además de que está la posibilidad real de volver en noviembre a Dubai para comenzar a prepararlos hacia el Carnaval de la próxima temporada”, contó Guillermo Liberman en el brillante suplemento Ovación del tradicional medio uruguayo.

En lo que fue la primera actuación de un caballo nacido y criado del otro lado del Río en la Dubai World Cup, Ajuste Fiscal cumplió un digno papel al clasificarse octavo a 13 cuerpos del estadounidense Mystic Guide (Ghostzapper), llegando a esa carrera tras terminar quinto en el Round 1 del Al Maktoum Challenge (G3) y tercero en el Round 2 de la misma serie, de G2.

El Patriota, por su parte, tomó parte del UAE Derby (G2), pase final de la Triple Corona de los Emiratos Arabes y al que llegaba luego de vencer sobre 1900 metros en su estreno local dentro del marco condicional y de clasificarse tercero en el Al Bastakiya (L), donde se impuso Panadol (Flatter). El hijo de Ecólogo fue también octavo, pero a 19 3/4 cuerpos.

Guillermo Liberman ofreció en la entrevista visiones sobre la participación  de La Pomme y de sus caballos en Dubai, muy interesantes, por cierto: “Al principio no estaba muy contento, porque llegamos a pensando en no desentonar ya que defendíamos a la hípica uruguaya y los caballos no llegaron lejos. Luego de un rato, y al recibir mensajes de amigos, me di cuenta que hicimos lo correcto y quedé conforme con todo”.

Ya en el análisis de la reunión y de sus caballos, Liberman sumó: “Fue todo bastante atípico, sin público… Nosotros teníamos una mesa en un palco con una terraza para ver las carreras, la atención en el hipódromo fue excelente. Pero te digo que lo más emocionante de todo fue en la redonda de montar; fue algo muy fuerte. Cuando Vagner Leal montó a El Patriota y salió a correr el Derby, de verdad, sentí algo que nunca había sentido en una carrera de caballos. Estar es ese escenario, representando a una región, a Uruguay y a la chaquetilla, fue muy pero muy fuerte”, reconoció el empresario.

Además, Guillermo contó: “Vi las carreras desde el palco, pero con la enorme pantalla que tiene la pista… Estaba muy nervioso, y encima tuvimos esos accidentes en los que se dispararon dos caballos. A esa altura yo solo quería que Ajuste Fical largara bien. Quedé algo de capa caída después de la carrera, pero con tanto mensaje sobre lo que significaba que un caballo uruguayo por primera vez corriera la Dubai World Cup, todo cambió. Estar ahí, en el Desayuno con las Estrellas, charlar con la gente y ver que es más accesible venir a correr aquí que a losEstados Unidos, más que ir a correr un Latino. Dubai es un mundo desconocido para nosotros, pero es más fácil de lo pensado venir. Hay que seguir intentándolo. En lo personal, ver los rivales, las caballerizas que enfrentamos, los pedigrees de los rivales… Todo… Estaban los mejores del mundo, los más fuertes. En lo económico, cubrimos lo invertido en el viaje de los dos caballos, lo que reafirma de que hay que salir a competir”, cerró.