El hijo de Hurricane Cat y la enorme Surf Point se impuso en el Especial Mister Brea, alcanzando en los metros finales

LA PLATA.- A las puertas de cumplir 9 años, Surfing Boy se reencontró con los triunfos importantes este jueves en el Bosque, quedándose con el Especial Mister Brea, disputado sobre 1400 metros. Bajo escala de peso por edad, el hijo de Hurricane Cat fue efectivo a la hora de avanzar en la recta final para cortar en el disco las ilusiones del puntero Gran Positano (Tan Chemistry), postergándolo por apenas el pescuezo.

Del Stud El Doce, el zaino no cruzaba adelante desde el 5 de febrero del año último, cuando se quedó con una condicional luego de vencer un mes antes en el Clásico Emilio Casares (L), la mejor de sus conquistas hasta el momento.

Con Francisco Arreguy (h.) en su silla, Surfing Boy nunca vino demasiado lejos y, si bien tardó en arrancar cuando llegó la recta, lo hizo en el momento preciso como para alcanzar y vencer, estableciendo un tiempo de 1m25s29/100.

Amo y Señor (Angiolo), no fue finalmente de la partida, mientras Magyar (Lenovo) y Fancy Model (Lizard Island), los de mejor actualidad en la previa, volaron bastante más abajo de lo esperado para llegar cuarto y sexto, respectivamente.

Criado por el Haras El Mallín y a cargo de Juan Carlos César, Surfing Boy es una de las buenas crías que produjo la generosísima Surf Point (Louis Quatorze), considerada Yegua Madre del Año en 2017 y entre cuyos hijos se cuentan el Caballo del Año Puerto Escondido (Hurricane Cat), ganador del Pellegrini (G1), la Copa de Oro (G1) y el Martínez de Hoz (G1) en 2 ocasiones; Lange (Aptitude), que se llevó el Gran Premio Nacional (G1) de 2011; y las buenas madres Surf Girl (Salt Lake) y Sunset Beach (Intérprete), esta última abuela de Hawaiian Love (Hurricane Cat), segunda en la última Copa de Plata (G1).