Conducido por Gonzalo Borda, el hijo de Violence cortó en los metros finales el vuelo del puntero y favorito The Best Hit

En la previa del Clásico Río de La Plata (L-1200 m, césped normal), prueba central de una jornada insoportable en el Hipódromo de San Isidro, Albanesi era uno de los que menos atraía en materia de antecedentes. Sin embargo, a la hora de la verdad, ninguno corrió más que el hijo de Violence, que en los metros finales se puso firme para cortar el vuelo del puntero y favorito The Best Hit (Hit It a Bomb, 56 1/2) y vencerlo por medio cuerpo.

Adquirido por sus actuales propietarios durante la Venta Mixta de La Pasión y Firmamento, en diciembre, venía de “debutar” con sus nuevos colores llegando tercero en una condiciona, y ahora se afirmó en los livianos 52 kilos que le tocaron en el reparto para adquirir categoría de jerárquico.

Gonzalo Borda estuvo otra vez impecable, esperando desde un cuarto lugar mientras The Best Hit proponía un ritmo fuerte al frente, estableciendo parciales de 23s42/100 y de 45s94/100. Una vez en la recta, parecía que el líder no perdería cuando detuvo los intentos por superarlo que hizo Es de Temer (Il Campione, 54 1/2), pero quedaba el ataque final de Albanesi, que fue infalible.

Como se dijo, hubo medio largo entre primero y segundo, con Sonny Bill (Portal del Alto, 57) atropellando desde el fondo para llegar tercero a 3/4 de cuerpo, dándole trabajo a Francisco Leandro a la hora de arrancar, con Es de Temer volando algo más bajo de lo previsto para llegar cuarto a medio pescuez. Ya más lejos, Candy Cure (Señor Candy, 56) y Booby Hatch (Sebi Halo, 56) cerraron la marcha sin demasiado protagonismo. El tiempo final de 1m9s45/100 fue más que positivo.

Criado por el Haras La Pasión, Albanesi, de 4 años, lleva ahora 3 triunfos en 8 salidas, y tiene por madre a Potra Anala (Potrillón), lo que lo hace hermano materno de Anaerobio (Catcher In the Rye), Campeón 2 Años Macho de 2010 en el país y luego múltiple titular de grado en los Emiratos Arabes Unidos. Su abuela es la muy recordada Aplanatín (Cautín), una pinga del Tori que luego fue generosa en la cabaña, con su nieta Minallón (Flag Down) como muestra más destacada.