El legendario entrenador del Manchester United disfrutará con su caballo participando de la Neom Turf Cup

RIYADH, Arabia Saudita (Nota oficial).- El legendario ex entrenador del Manchester United, Sir Alex Ferguson, estuvo en el King Abdulaziz Racecourse en la mañana del jueves para ver a su caballo Spirit Dancer ejercitarse en la pista de cara a su presentación en la Neom Turf Cup (G2) del sábado.

Para Ferguson, que es copropietario del hijo de Frankel junto con Ged Mason y Fred Done, tener un caballo capaz de llevarlo a carreras internacionales en el plano mayor, todavía no parece una realidad.

“Cuando criamos a Spirit Dancer, nunca soñamos que llegaríamos tan lejos. Fui a Dubai hace unos años y me preguntaba cómo sería estar en el escenario internacional de la hípica con un caballo, y ahora tenemos uno allí.  

“Tuvimos algunos problemitas con él cuando tenía tres años, pero superó eso y sigue mejorando cada vez más, y no ha corrido mucho. Eso es lo que Richard -Fahey, su entrenador- sigue diciendo; tiene siete años, pero puede competir mucho más de lo que ha hecho hasta ahora”, cuenta Ferguson.

Spirit Dancer enfrentará una dura competencia en la carrera de 2100 metros, algo de lo que Ferguson es muy consciente: “Aidan O’Brien tiene aquí dos de sus mejores caballos, y sabes que cuando compites contra él, lo haces contra lo mejor. Los japoneses mejoraron en el escenario internacional en los últimos años. Han estado comprando muchas yeguas buenas y realmente están esforzándose para brillar”.

Hablando de sus días como entrenador de fútbol, Ferguson compartió un recuerdo de cómo se interesó por las carreras.

“Alrededor de 1995, recuerdo que mi esposa dijo: ‘Vas a matarte’ porque estaba tan metido en el juego del fútbol con el United que todo mi día estaba absorbido por lo que hacía el club. Así que un día le dije ‘¿Quieres ir a las carreras?'”.

Casi 30 años después, Ferguson ha disfrutado de éxitos notables con sus caballos en el Reino Unido y habló sobre cómo comenzó a criar caballos, incluido Spirit Dancer.

“Fue un poco por accidente. Estaba en el lugar de Andreas Wöhler en Alemania y fue él quien me puso esa idea en la cabeza. Compré un caballo de su propiedad, una yegua llamada Queen’s Dream, y un amigo mío sugirió armar nuestra operación en Hemel Hempstead y yo dije, ‘¡Bueno, vamos a intentarlo!'”

Cuando le preguntaron si sus celebraciones serían las mismas si Spirit Dancer resulta victorioso el sábado como después de ganar la Bahrain International Trophy en noviembre, Ferguson se rió mientras decía: “¿Quieres decir mi costilla rota? ¡Ged Mason me agarró y me lanzó al aire y yo iba diciendo, ‘Ged, Ged, Ged!'”

“¡No me importa romperme una costilla si ganamos!”, dijo Ferguson poniéndole punto final a la entrevista envuelto en una sonrisa que ahora quiere repetir con Spirit Dancer en el Neom Turf Cup.