La reservada de Firmamento ganó por segunda temporada seguida y con mucha solvencia el Clásico Manuel F. y Emilio Gnecco (G3)

LA PLATA.- La media distancia en el Bosque entre las yeguas tiene una líder, se llama American Charity y lo confirmó este domingo ganando de forma terminante el Clásico Manuel F. y Emilio Gnecco (G3), siguiendo la línea de dominio que había establecido unas semanas antes, cuando se impuso en el Clásico Otelo A. Orlandi (L).

Como aquella tarde, la reservada del Stud-Haras Firmamento volvió a superar con suficiencia a Joy Helada (Fortify) y Doña Jalea (Orpen), repitiendo su conquista de hace 12 meses en esta misma prueba y redondeando su cuarto lauro en el plano de los clásicos, ya que en diciembre último también había terminado adelante en el Marcos Levalle (G2).

Con Rodrigo Blanco en sus riendas, la alazana preparada por Alfredo Gaitán Dassié en el Campo 2 de San Isidro siguió de cerca el camino que marcó la puntera Joy Helada, aumentó la presión en la parte final del codo y al pisar la recta fue dominando abierta, separándose con facilidad de allí en adelante. El disco la encontró con 2 1/2 cuerpos de ventaja sobre Joy Helada, con Doña Jalea en tercero a la cabeza, todo tras la buena marca de 1m37s42/100.

Primera cría de la placé de G1 Alameda Nistel (Van Nistelrooy), esta una hermana materna de las clásicas Perugia Top (Giant’s Causeway) y Perugia Gulch (Thunder Gulch), y en la familia de los G1 Praxis Parade (Parade Marshal) y Perugia Wells (Poliglote), Alameda Nistel parece, al menos por ahora, no tener rivales entre las yeguas en la milla platense, y en su futuro puede pensarse sin temor a un intento ante los machos, allí donde Don Empeño (Exchange Rate) manda, pensando en que está ya muy cerca el Gran Premio Joaquín V. González (G1), máxima cita de la categoría en la arena de los eucaliptos.