El caballo argentino no rindió en el W. L. McKnight Stakes (G3) de Gulfstream Park, donde se impuso Spooky Channel

HALLANDALE, Miami (Especial para Turf Diario).- El W. L. McKnight Stakes (G3-2400 m, césped, US$ 200.000), una de las pruebas complementarias dentro del programa de la Pegasus World Cup (G1), el sábado en Gulfstream Park, tenía el atractivo para la Argentina y sudamérica de la participación de American Tattoo.

Sin embargo, el césped y rivales de mayor calibre y experiencia en la división, “pusieron en su lugar” las ilusiones del hijo de Not for Sale, que cerró la marcha mientras Spooky Channel (English Channel) tapaba en el disco y por el pescueo a Cross Border (English Channel) para quedarse con al victoria y, si sus propietarios quisieran, con una gatera para el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1) de marzo próximo en San Isidro, Argentina.

Su previo éxito en el H. Allen Jerkens Stakes (L) no había sido convincente, superando con lo justo a un rival con muchas limitaciones. Da la sensación de que American Tattoo no está cómodo corriendo tantos metros; perdió explosión, poder de fuego, todo eso sin contar que, definitivamente, es de esos caballos que gustan de darlo todo adelante, peleando contra el que raye, sin sentirse a sus anchas cuando de venir más retrasado se trata.