El caballo argentino se impuso por varios cuerpos en la primera prueba de Keeneland, en los Estados Unidos, fue reclamado, aunque luego rechazado por los veterinarios

Foto Gentileza Coady Photography / Keeneland (Prohibida su reproducción sin el consentimiento del Editor, sujeto a las acciones legales correspondientes)

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Pasaron 852 días, 121 semanas, 27 meses para que el bueno de American Tattoo pudiera volver a cruzar el disco adelante en las pistas de los Estados Unidos. Fue esta tarde en la prueba que abrió la última reunión del mitín de primavera en el hermoso Keeneland, un claiming de US$ 50.000 con 68.000 dólares en premios y que se resolvió sobre 1700 metros en la arena.

Sin embargo, no todas fueron buenas para el hijo de Not for Sale y American Whisper (Quiet American), pues fue reclamado pero luego rechazado por los veterinarios. No se conoció la razón, pues usualmente no se informa, pero la deducción lógica es que estaba con algún problema preexistente o su post carrera hablaba de algún tipo de claudicación.

Cotizado en tercer término entre 5 participantes, el zaino que Norm Casse prepara para el AJ Suited Racing Stable LLC hizo lo que mejor sabe en la distancia que mejor le cae: correr adelante y marcar el ritmo. Con el francés Florent Geroux en sus riendas, marcó parciales de 28s18/100, 48s77/100, 1m13s52/100 y en la recta se distanció con mucha facilidad de sus adversarios, llegando a la meta con 5 1/4 cuerpos de ventaja sobre el gran favorito Sol del Sur (Medaglia D’Oro) tras 1m45s22/100.

Criado por el Haras La Pasión, American Tattoo embolsó US$ 42.160 por su triunfo, llevando sus ganancias totales a los 333.519 dólares, con 6 triunfos en 27 salidas, cuatro de los cuales los consiguió en este país. Anteriormente, sobre la arena de Belmont Park cruzó adelante en un par de allowances, y en Gulfstream Park se llevó el H. Allen Jerkens Stakes (L).

Ganador del Gran Premio Polla de Potrillos de 2018 en Palermo, American Tattoo fue además tercero en el Marathon Stakes (G2) y quinto en el Birdstone Stakes (L), pero nunca pudo exhibir la forma ni la calidad que dejó entrever durante su campaña en Argentina.

Habrá que ver ahora qué sucede con American Tattoo y su ese rechazo veterinario tuvo un asidero complicado. Pasó “un siglo” desde su última victoria, pero tuvo una pequeña revancha…