El hijo de Falling Sky, que venía de salir de perdedor por 16 cuerpos, repitió por 8 y de forma demoledora, anticipando su ingreso a los clásicos en el corto plazo

LA PLATA.- Amigazo Sky, el potrillo al que nadie quiso en remate y al Jorge Brunasco adquirió luego de que ganara una prueba extraoficial en el Hipódromo de Río Cuarto, Córdoba, para su Stud Tinta Roja, volvió a ser noticia en el Bosque, como hace unas semanas, cuando salió de perdedor por 16 cuerpos. Ahora entre ganadores, el hijo de Falling Sky y Majestic Life (Majestic Warrior) criado por el Haras La Valkiria, repitió con solvencia y anticipó que en el corto plazo será protagonista en los clásicos.

Con Miguel O. Sosa, preparado por Angel Piana y presentado por Claudia Bellier, el zaino fue una aplanadora, para despachar al puntero Ganas de Correr (Safety Check) al pisar la recta y vencer por 8 cuerpos a su compañero Endo Verde (Endorsement), estableciendo un tiempazo de 1m11s7/100 para los 1200 metros en pista de arena pesada.

Justamente, como haciendo honor a su nombre, el cielo es el límite para Amigazo Sky por el momento, incluso, con la posibilidad de mantenerlo en las pruebas de velocidad (con muchos turnos importantes por delante) o de probar en ir a mayores distancias para acompañar el proceso selectivo, ya sea aquí como en San Isidro o Palermo.

La fecha platense, que no tuvo ningún cotejo jerárquico de por medio, ofreció además ambos turnos del Premio Armas e Flores (1000 m), para potrancas perdedoras. En el primero de ellos fue 1-2 para el preparador Francisco Arreguy (representado por María E. Toledo), con Almazora (Angiolo y Shadowbox, por Sebi Halo, Haras El Paraíso) superando por 2 cuerpos a Sabia Aurora (Sebi Halo), con Franco Menéndez “up” y tras 1m1s52/100, marca casi 1 segundo más lenta respecto de lo que demoró Marmony (Lizard Island y Mistela Crotta, por Easing Along, Haras Avourneen) en dar la sorpresa en la división, batiendo por 3 largos a Banus (Tantos Años). Fue la cuarta salida para la alazana presentada por Brenda Ribot y que llevó en sus riendas a Miguel O. Sosa, que completó doblete.