El hijo de Todo Un Amiguito se quedó por un cuerpo con el Handicap Sideral (1400 m), el lunes en Palermo

El que haya ganado en 4 de sus últimas 5 salidas habla del momento estupendo por el que atraviesa Amiguito Lunáticio. Y que 2 de esas victorias hayan sido en el plano jerárquico es fiel reflejo del salto de calidad que dio en su campaña el reservado del Stud y Haras Don Nico.

Después de quedarse en la arena de San Isidro con el Clásico Orange, el hijo del campeón Todo Un Amiguito volvió a la cancha principal del Hipódromo de Palermo para llevarse este lunes el Handicap Sideral (1400 m), la prueba central del día, y responder así al voto mayoritario.

Con Juan Carlos Noriega en sus riendas y bajo la preparación de Roberto Pellegatta, Amiguito Lunático aprovechó al máximo los 57 kilos que debió cargar, persiguiendo al puntero Confused (Lenovo, 57) desde el salto y con cierto esfuerzo, poniéndosele a la par al pisar la recta y dominándolo temprano, listo para contener los avances que se vinieran de allí en más.

Avanzaron por el centro de la cancha The Richmond (Horse Greeley, 56) y Master Mayo (Master of Hounds, 55 1/2), cuyas atropelladas el líder resistió con claridad, sacándoles 1 cuerpo y la cabeza, respectivamente, todo tras 1m23s8/100.

Parece haber quedado listo para un intento más alto en materia de nivel Amiguito Lunático, y para volver a la milla en la que salió de perdedor, allá por diciembre. Es el momento para intentarlo.