El hijo de Angiolo, fresco ganador del Congreve (L) en San Isidro, se vuelve a medir con su verdugo en la final del Clásico Precoces

Cuando ya las potrancas conozcan a las ganadoras del Clásico Carlos Casares (G3) llegará el turno de mostrarse para los potrillos en la arena del Hipódromo Argentino de Palermo, comenzando su proceso selectivo grande allí en el kilómetro del Clásico Guillermo Kemmis (G3).

Vaya si hay expectativas ante la presencia de varios nombres que ya causaron favorable impresión con sus apariciones tempranas, empezando por Amor del Bueno, que después de ser protagonista en el Clásico Precoces del Bosque cambió de dueños y arrancó su nueva etapa con una victoria en el Clásico Congreve (L), sobre el césped de San Isidro.

Con mucha solidez se impuso aquella tarde el crédito del Stud Santo Domingo, mostrando algunas desprolijidades propias de su juventud pero que quizás ya no se le vean ahora. Su objetivo es, por supuesto, mantenerse al tope de la cama en esta etapa inicial, pero también tomarse revancha del invicto Mago Beto (Dabster), que lo venciera por 1 1/2 cuerpo en la final del certámen sureño y que también estará ahora en los partidores.

Del Stud Tinta Roja, el alazán también exhibió cualidades de potrillo útil, aunque ahora dará la ventaja del cambio de cancha y de tener que correr de recta que, como se sabe, no es lo mismo que hacerlo de codo, circunstancia en la que logró sus 2 triunfos hasta el momento.

La exitosa caballeriza no sólo tendrá a Mago Beto, sino también a Es Mío (Dabster), que regresa a la pista de su exitoso estreno reclamándole desquite a Amor del Bueno, del que fue segundo atropellando en el mencionado Congreve.

Allá por mediados de noviembre, Quereme Pass (Distinctiv Passion) gustó con su estreno triunfal sobre 800 metros, imponiéndose por 4 cuerpos, e intentará darle a El Alfalfar otro triunfo en el Kemmis.

Unos días antes, pero en la grama norteña, Sighs Stealer (Winning Prize) también habría su campaña con un festejo, y ahora de local va por más, mientras que la carrera tiene otro invicto en Coraje Gaucho (Lenovo), arrancando desde el 1. El lote se completa con el perdedor Mario’s Rim (Remote), de arrimes surtidos.