La hija de Angiolo alcanzó una inapelable victoria en el Clásico Tristeza Cat

La figura de Anacarsis como una velocista con futuro se afianzó en la tarde de miércoles del Hipódromo de San Isidro. En su primer choque ante las mayores, la hija de Angiolo no tuvo demasiados inconvenientes para quedarse con el Clásico Tristeza Cat (1200 m, arena), prueba estipulada bajo escala de peso por edad con regargos y descargos.

Portando 55 kilos, Francisco Arreguy (h.) no dudó un segundo en buscar la punta con la pupila de su padre homónimo -aunque fue presentada por María Toledo-, muy a pesar de que en las gateras se encontraba Madonna Girl (Greenspring), con idéntica vocación de vanguardista.

El ritmo fue rápido, pero no el que podía esperarse, pues los primeros 400 metros quedaron atrás en 23s55/100 y los 800 al cabo de 46s30/100. Ya a esa altura, Anacarsis corría sola al frente y desde más atrás Bavarian Girl (Zensational) iniciaba una tibia atropellada que no le permitiría alcanzar a la gran favorita.

La potranca de la caballeriza marplatense Sol-Mic terminó batiendo por 2 cuerpos a la mora de La Providencia, con Madonna Girl completando la trifecta a otros 6 largos y Brisa Pampa (South Kissing) cediendo su invicto con una labor flojita, y que la mostró temprano con un paso extraño. El tiempo final de 1m11s7/100 no fue gran cosa, pero la pista tampoco se encontraba para marcas importantes.

De la cría del Haras El Paraíso, Anacarsis lleva ahora dos triunfos jerárquicos consecutivos y se proyecta como una figura líder en las carreras de velocidad con codo, aunque, claro está, el fuerte de la división, las carreras importantes, están en la recta.

Para la zaina fue el cuarto triunfo en apenas 8 salidas, con 2 terceros, 1 cuarto y un quinto completando sus “tabuladas”. En premios acumula 869.230 pesos y cuenta con la particularidad de haber ganado en el césped y en la arena de San Isidro, y en La Plata.

Anacarsis es la segunda cría de Peperoncina (Editor’s Note), ni más ni menos que una hermana materna del campeón El Moisés (Manipulator), ganador de los grandes premios Nacional (G1) y Polla de Potrillos (G1), en Palermo.