La hija de Angiolo tendrá dura pelea al frente en la primera de las dos pruebas importantes del día en San Isidro

Tarde larga de carreras en el Hipódromo de San Isidro, donde las tradicionales competencias de los miércoles tendrán el acompañamiento de una interesante cuota jerárquica. Los fondistas saldrán a galopar en el Clásico Calidoscopio, pero antes el Clásico Tristeza Cat (1200 m, arena) le ofrecerá a 5 yeguas sumar puntos entre las velocistas.

Con los kilos entregados bajo escala de peso por edad, con recargo y descargo dependiendo de los triunfos black-type previos, la potranca Anacarsis intentará la segunda victoria importante consecutiva de su campaña. La hija de Angiolo viene de derrotar con muchísima comodidad y por 7 cuerpos a Joy Dolfina (Fortify) en el Clásico Raúl Lottero (L), de La Plata, y ahora hará su primera incursión en la arena del Norte.

Suele correr adelante la candidata, una situación que puede traerle algunos inconvenientes si Bavarian Girl (Zensational) le pone el cuchillo desde temprano, como acostumbra. Bajo idénticas condiciones a las que enfrentará hoy, acaba de quedar cuarta de la brasileña Fay (Drosselmeyer) en el Clásico Etoile (L).

La punta tendrá más temperatura con la presencia de Madonna Girl (Greenspring), irregular en su rendimiento, pero capaz de recordar sus mejores tiempos y hacerle pasar un mal momento a sus rivales.

Ese panorama puede ser ideal para que la invicta Brisa Pampa (South Kissing) mantenga esa condición, sacando provecho de un ritmo envenenado y de los escasos 52 kilos de peso que deberá cargar. Lo mejor de su exitoso debut en la recta de Palermo llegó sobre el final, por lo que el aumento de distancia no debería perjudicarla.

La quinta de las participantes es Signorina Forli (Tetelestai), que arriba agrandadísima a este compromiso tras ganar en 3 de sus últimas 5 salidas, en buen estilo y también corriendo a la expectativa.