Presidente del Jockey Club de San Francisco, es el motor de un cambio en el hipódromo que ya brinda sus primeros dividendos

SAN FRANCISCO, Córdoba.- El Jockey Club de esta ciudad encaró un proyecto de superación que poco a poco va mostrando sus frutos. Con dirigentes comprometidos y que encontraron en la compañía de criadores y propietarios un soporte fundamental, el domingo último se pudo vivir allí otra verdadera fiesta del turf.

Con el Clásico Estrellas Cordobesas de San Francisco como punta de lanza, pero también el segundo eslabón del Torneo Interprovincial de Jockettas, la reunión fue la clara evidencia de que el camino que se escogió es el correcto: el de ir buscando darle una formalidad que hasta hace nada en el interior era difícil hasta de proponer.

Andrés Balkenende no deja pasar oportunidad para mecionar que no proviene “del palo”, pero que como Presidente del Jockey Club y amante del caballo, entendió que había que trabajar por darle al hipódromo una puesta en valor que le permitiera transformarse en referencia de la zona, enmarcado con el salto de calidad que el turf cordobés en su conjunto está tratando de dar.

“Este año cumplo 15 años de estar en la comisión de carreras, siendo un dirigente que provenía del salto. Tenía pendiente todo esto porque desde chico venía a disfrutar del hipódromo. Hace 10 años que me nombraron Presidente del Jockey Club y siempre nos preocupamos por tratar de ir incorporando cosas, marcar tendencia y la verdad que la incorporación de eventos como las Estrellas nos da mucho prestigio. Por eso no dudamos en ir a buscarlas, en hablar con Ricardo Soler y Darío Serino y toda la Fundación Equina Argentina, recibiendo el apoyo de todos ellos.

“Por suerte el proyecto se está desarrollando, porque también son parte Villa María, Río Cuarto y muchos otros hipódromos del interior del país, como La Pampa. En 2022 tendremos 3 Estrellas, y ahora incorporamos para diciembre una prueba para 2 años precoces sobre 800 metros y que para nosotros es todo un desafío, porque en el interior los potrillos debutan más tarde. Son enormes alegrías para el Club”.

En San Francisco difícil no ver obras por estos días, como el tunel que se está construyendo para cruzar la pista y así poder acceder a los hoyos de golf y las canchas de polo en el infield con mayor facilidad y sin interrumpir el trabajo de los caballos. 

En materia hípica, el desarrollo de un sistema de apuestas online y las conversaciones con los hipódromos centrales para una integración plena a la red de apuestas, son objetivos ya concretos o en vías de. Hay unos 110 caballos que hoy se preparan en San Francisco, pero la idea es sumar más cuidadores y propietarios, para lo que se acaba de lanzar una licitación para un stud con 15 boxes libres de pago por un año y con un bono de $ 100.000 mensuales a quien se lleve la propuesta.

Balkenende destaca que: “Tenemos un grupo de trabajo muy importante en la comisión de carreras, pero nuestra fortaleza más grande son los empleados, que se ponen la camiseta, que viven en familia todo lo que nos pasa y que son amigos de todos nosotros, porque entendemos que ir juntos es lo mejor. Quizás los dirigentes tomemos las decisiones, pero nuestra gente es la que se ocupa de que todo funcione para que la familia hípica esté cómoda”.

El Jockey Club local no sólo trabaja para adentro, sino que salió a concretar proyectos junto con autoridades de la política: “Hace mucho tiempo que estamos trabajando con la intendencia de San Francisco, con la provincia de Córdoba y con todo el sistema, porque muchas veces ocurre de que no conocen de qué se trata el mundo del turf, y cuando eso pasa, se alejan, Desde adentro nos encargamos de traerlos, de explicarles, de la incorporación de la mujer a la actividad de una forma mucho más activa. Ahora, por ejemplo, estamos detrás de una Ley de Juego Online y de algunas otras cosas que queremos hacer y para las que contamos con un gran apoyo oficial. Eso también es contagioso para otras provincias, sobre todo para la región centro que compartimos con Santa Fe y Entre Ríos y que conforma un gran cordón hípico que es una fortaleza del interior argentino”.

Andrés Balkenende está a la cabeza de un proyecto ambicioso y que camina sobre ruedas para posicionar al Jockey Club de San Francisco como una plaza de tierra adentro, como cabeza de ese proyecto de turf federal grande que tanto le hace falta a la hípica nacional para empezar a desarrollarse en grande. Con empuje y decisión, es la cabeza de un equipo que suma y sigue, sin temor al despegue y pensando en grande.