En el recuerdo de la formidable yegua de Firmamento, la potranca de Los Patrios enfrenta varias rivales complicadas

El Clásico Miss Terrible (1000 m, césped) abrirá la atractiva doble jerárquica que aguarda este sábado ene l Hipódromo de San Isidro, recordando a la formidable campeona de Firmamento que en 2002 ganó 7 G1 de forma consecutiva, estableciendo un récord mundial.

Para yeguas desde los 3 años y con los kilos por impresión, la potranca Ansia Clara (Angiolo, 60) regresa a la pista y al trazado de sus mejores desempeños en pos de reencontrarse con la victoria, después de dos buenos arrimes graduales porteños.

Titular aquí del Clásico La Troienne (L), y luego escolta de su hermano paterno Arellano en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1), jugará sus cartas de atropellada, a la espera de un más que probable ritmo sostenido.

Son varias las que se postulan para complicarle la vida, tal el caso de la invicta Naja (Fortify, 55), del Stud RDI y que en sus dos salidas hasta el momento lució como un ejemplar con futuro. Recibirá algunos kilos de ventaja y puede aprovechar al máximo esa circunstancia.

Glory Bomb (Hit It a Bomb, 60 1/2) fue, inexplicablemente, destinataria del peso máximo, a pesar de que fue octava en el mencionado Unzué a prudencial distancia de Ansia Clara, por más que antes haya tenido actuaciones relevantes en este plano, con sus terceros en los clásicos Ocurrencia (G3) y Condesa (G2) y su excepcional segundo en el Gran Premio Suipacha (G1), ante los machos.

Durmia (Cityscape, 57 1/2) se hará sentir desde tempranito y entusiasma el regreso de Happy Cross (Knockout), yegua complicada de físico, pero que si está entera puede tomar la punta y desaparecer…