Cargando imposibles 65 kilos y sufriendo tropiezos en los primeros metros, el hijo de Strategic Prince logró en el Handicap Liloy un triunfo con ribetes de hazaña

Calificar de hazaña la victoria de Noguchi en el Handicap Liloy, este lunes sobre el kilómetro de arena de Palermo, no resultará exagerado. Primero, porque la consiguió cargando la friolera de 65 kilos, y, segundo, porque tuvo tropiezos en la largada que parecieron condenarlo, pero que superó apoyado en su fantástica velocidad.

A cualquier caballo se le complicaría una carrera tras un par de golpes y quedar algo lejos en un recorrido tan corto, y si se le suma el «temita» del lastre, ni que hablar. Pero, hoy por hoy en este nivel, para el hijo de Strategic Prince no ha triunfo imposible.

A su clase fuera de discusión se sumó una conducción perfecta por parte del jockey Francisco Leandro, que disfrutó de una tarde ideal al llegar a un nuevo cuatriplete. Nunca se desesperó el brasileño, que dejó acomodar al crédito del Stud Mi Capricho mientras adelante luchaban el pampeano Le Meridien (Le Blues, 55 1/2) y Romance Oculto (Remote, 55 1/2). Poco a poco comenzó a buscar un carril externo para atropellar y, cuando Le Meridien se había cortado al frente, cargó con fuerza abierto para desbordarlo en la cuadra final y vencerlo por cómodos 2 cuerpos en 56s11/100.

Cría del Haras La Leyenda y presentado por Alan Buxmann, Noguchi es el mejor caballo de handicap del país peso por peso. Y en el Handicap Liloy lo confirmó.