El hijo de Angiolo se impuso por 2 cuerpos sobre Señor de Salva en el kilómetro del Clásico Estados Unidos de América

Arellano sigue dominando en la velocidad argentina. Dándole continuidad a su momento de ensueño, el enorme favorito se impuso ahora en el Clásico Estados Unidos de América (G3-1000 m, arena), la prueba principal del lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo, llegó a 5 discos consecutivos y quedó listo para ir en busca del Gran Premio Ciudad de Buenos Aires (G1), a disputarse en la gran jornada del 1 de mayo próximo.

Tras volver al ruedo venciendo en el Clásico Irlanda (G3), el hijo de Angiolo se mostró nuevamente terminante, dominando a sus 5 rivales de un extremo al otro, aún a pesar de no portarse del todo bien en la previa a la partida, dándole algún susto a su equipo en un momento tan sensible.

Sin embargo, cuando el starter liberó el camino el zaino salió chato y rápidamente estaba al frente. Forever You (Full Mast) intentó plantearle pelea, con Rudy Trigger (Cosmic Trigger) algo más atrás en parecida línea con León Americano (Zensational), que era el que mejor acción traía entre los escoltas.

Ya por los 500 Arellano se había sacado de encima a la yegua y León Americano crecía por dentro como rival de riesgo, pero, inesperadamente, al alazán se le corrió la careta, y empezó a perder fuerza y echarse hacia adentro, dando por tierra con todas sus posibilidades.

Así, todo quedó definitivamente liberado para el caballo del Stud Santo Domingo, que cerró con comodidad y llegó a la meta con 2 cuerpos sobre Señor de Salva (Sebi Halo), que atropelló abierto para terminar segundo con el hocico de diferencia sobre Piedra Preciosa (In the Dark). A 2 largos, Forever You fue cuarta y León Americano, penando, terminó quinto al pescuezo mientras Rudy Trigger cerraba la marcha, confirmando que la recta no es el ámbito que mejor le caiga. El tiempo de 54s42/100 fue excelente.

Preparado por Guillermo Baglietto -fue presentado por Gustavo- Arellano llevó otra vez en sus riendas a Brian Enrique, confirmó sus cualidades para la velocidad y ahora esperará la gran carrera del Día del Trabajo para enfrentar a todos los sprinters bravos que estén listos y demostrar, una vez más que, por estos días, es el patrón de la vereda…