Desde hoy y hasta el sábado se venderán los destetes, y entre el 29 y el 2 de diciembre las yeguas madre y/o en training

NEWMARKET, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- El frío domina a esta altura del año el pequeño pueblo donde el caballo es el actor principal. La temporada de carreras grande está terminada y es hora de pasar a «cuarteles de invierno» para la mayoría de los buenos caballos que seguirán en entrenamiento.

Pero también es el momento de que en Tattersalls, el legendario salón de ventas, comiencen sus dos grandes ventas de cada temporada. Desde hoy y hasta el sábado con la subasta de destetes más potente del continente europeo, y entre el 29 del corriente y el 2 de diciembre con la tradicional December Mare Sale, que este año se verá potenciada por una amplia consignación del Shadwell Farm, como parte de la reducción que la cabaña anunció tras la muerte del Sheikh Hamdan Bin Rashid Al Maktoum, su alma máter.

Con los propietarios y criadores más importantes del mundo buscando hacerse de productos o yeguas excepcionales, para nuestra parte del mundo es la subasta de reproductoras la que concentra mayor atención, en pos de encontrar vientres para mejorar el elevage y de notables pedigrees.

Nada menos que 40 yeguas ganadoras de grupo en entrenamiento ya retiradas forman parte de un catálogo de primerísimo nivel, entre las que se cuentan Flotus (Starspangledbanner), segunda en el Cheveley Park Stakes (G1); 14 potrancas ganadoras de grupo en o fuera del training, como Tiger Tanaka (Clodovil), vencedora en el Prix Marcel Boussac (G1); Cayenne Pepper (Australia), que se impuso en el Blandford Stakes (G2) y en el Flame of Tara Stakes (G3), y segunda en el Irish Oaks (G1) y el Pretty Polly Stakes (G1); 3 madres productoras de G1 como Sunday Times (Holy Roman Emperor), G3 en las pistas y madre de Newspaperofrecord (Lope de Vega), con un propio hermano de esta en el vientre; 8 productoras de G2; la liquidación de Sir Robert Ogdens, con 24 yeguas de enorme categoría como la doble titular de G1 Amazing Maria (Mastercraftsman), preñada por Oasis Dream; y 101 lotes de Godolphin, 30 de Juddmonte Farms y 93 del mencionado Shadwell.

Por caso, la Venta de Yeguas Madre de Diciembre en Tattersalls dejó en 2017 el precio máximo histórico, cuando Marsha (Acclamation) se pagó 6.000.000 de Guineas, lo que da una idea de lo que significa del otro lado del Atlántico el remate, comparable con el de noviembre en Keeneland.

Hijas de los padrillos más importantes del mundo desfilarán por el ring de ventas con más historia del mundo, con preñeces de cartel y la ilusión de encontrar la yegua capaz de producir al campeón o el campeón por venir en alguna panza.

Con un precio mínimo de venta de 1000 Guineas, serán 2437 las reproductoras o training que desfilarán por el ring, con genética para todos los gustos y una variedad de precios que hace posible que, sin gastar millones, un criador pueda hacerse de una madre para criar todo el día…El martillo caerá pronto y el éxito, como cada año, está garantizado.