El hijo de Bernardini cumplió una de las mejores actuaciones de su campaña y superó por 4 1/2 cuerpos a Defunded; el chileno O’Connor falló por completo y llegó anteúltimo

HALLANDALE BEACH, Florida (Especial para Turf Diario).- Si había una condición que exhibía la versión 2023 de la Pegasus World Cup Invitational (G1-1800 m, arena, US$ 3.000.000 en premios), era era su paridad. Esta vez sin una figura como alguna vez lo fueron Arrogate (Unbridled’s Son), Gun Runner (Candy Ride), Knicks Go (Paynter) o Life Is Good (Into Mischief), había reunido un grupo de habilidades similares, donde casi todos los anotados podían soñar quedarse con la victoria.

A la hora de la verdad, del grupo de avanzada surgió imponente el siempre presente Art Collector, borrando rápido su previo bajó en el Lukas Classic (G2) de Churchill Downs para sumar con total autoridad el segundo triunfo de G1 de su campaña, pues allá por octubre de 2021 se había quedado en Belmont Park con el histórico Woodward Stakes (G1).

Fue sorpresa en los boletos (pagó 15/1) el éxito del hijo de Bernardini, que corrió de firme todo el tiro en la delantera para hacerse inalcanzable enel derecho, rematar con mucha fuerza y superar por 4 1/2 cuerpos al californiano Defunded (Dialed In), la carta que Bob Baffert había reservado especialmente para la ocasión y que casi logra el cometido.

A 1 1/4 cuerpo, otro caballo proveniente del oeste, Stilleto Boy (Schackleford) fue tercero, con el favorito Cyberknife (Gun Runner) finalizando en quinto lugar y el chileno O’Connor (Boboman) sintiendo la diferencia de categoría hasta cerrar undécimo y anteúltimo, muy alejado.

El venezolano Junior Alvarado estuvo en las riendas del pupilo del notable Bill Mott, que comentaría tras la victoria: “Ya lo había hecho antes, porque en este tipo de carrers competitivas hay que ver y esperar. Uno debe tener a su caballo lo mejor que pueda, y esperar que luego demuestre de lo que es capaz. Origialmente pensábamos en correr la Cigar Mile, pero tuvo un abceso y cambiamos los planes”.

Art Collector tiene por madre a la ganadora clásica y placé de G1 Distorted Legacy (Distorted Humor), una hermana del G2 Vision and Verse (Storm Cat), que pasó por la padrillera del Haras Vacación en Argentina y que luego viajó a Chile.

La Pegasus World Cup clasifica de forma directa a su ganador para la ya cercana Saudi Cup (G1), en Arabia Saudita, donde Art Collector llegó de los últimos en la versión de 2022. ¿Irán por la revancha? La decisión se tomará pronto…