El hijo de Asiatic Boy consiguió su tercer triunfo en 3 salidas en los 1800 metros de Palermo

Si ganar una carrera a los 3 años es complicado, qué decir entonces de pegar doblete. Pues bien, de eso podrá jactarse ahora el potrillo Asiatic Till, que en el viernes de Palermo repitió su anterior gestión y terminó adelante en los 1800 metros del Premio Holy Day, la mejor condicional de un día de balance positivo.

Criado por el Haras Firmamento, el hijo de Asiatic Boy y Tilly Glory (Honour and Glory) puso todo el corazón para prevalecer en la cuadra final, arribando al disco con 1 largo de ventaja sobre Gran Fragotero (Fragotero), que, a su vez, salvó el placé con ventaja mínima, ventaja mínima y 3/4 de cuerpo de diferencia sobre Black Code (Roman Ruler), Trireactor Asiátic (Asiatic Boy) y el gran favorito Roman Toy (Roman Ruler), que cerró la marcha.

Wilson Moreyra condujo al defensor del Stud Anaxor y que revista a las órdenes de Eduardo Tadei, transformado ahora en un proyecto de caballo interesante para la distancia y que decoró su gestión al cabo de 1m49s41/100 sobre la arena normal.

La jornada incluyó otras tres competencias para 3 años perdedores. Las potrancas se enfrentaron en el Premio Ultima Gota Cat, sobre 1200 metros en el césped, con All Glory (Manipulator y All Diamonds, por Honour and Glory, José C. y Nicola M. Frizzo) respondiend a una inmensa boleteada en el primero de los pasos, y Elvas (Catcher In the Rye y Gran Oleada, por Grand Slam, Haras La Madrina) haciendo lo propio en la división.

En tanto, para los machos se resolvió el Premio Stormy Reinada (1200 m, césped), donde fue debut y triunfo para Tipesco (Roman Ruler y Tarabela, por King’s Best, Haras Vacación), que se robó el favoritismo en la previa.

Atropellando desde el fondo, el crédito del Stud Ximena superó por 1 cuerpo a Sea the Sky (Equal Stripes), estableciendo una marca de 1m8s44/100, más lenta que el 1m8s34/100 que le tomó a Elvas recorrer la misma distancia o el 1m8s24/100 con el que prevaleció All Glory.

En materia económica, la tarde fue fuerte, torciendo el brazo a la tendencia que se había mostrado en los días anteriores. Ratificando que entre semana Palermo “juega fuerte”, al cabo de los 14 turnos por ventanillas pasaron 17.905.864 pesos, a un promedio de casi $ 1.300.000.

La propuesta en la cancha era interesante y la compañía de variados incrementos hizo el resto como para que los popes porteños hayan quedado satisfechos con los resultados alcanzados.