La hija de Angiolo alcanzó el mejor éxito de su campaña batiendo por 2 cuerpos a Queen Plum, en San Isidro

Dçespués de su aceptable experiencia en el Clásico República Oriental del Uruguay (G3), cuando terminó quinta a menos de 4 cuerpos de Fiesta Dorada (Jump Start), Asturiola retrocedió un peldaño en la exigencia y se reencontró con la victoria, quedándose con el Clásico Vale Dori (1200 m, arena), el último de los pases jerárquicos del miércoles en San Isidro y que se resolvió bajo escala de peso por edad.

Como siempre, Adrián Giannetti apostó todo a la tropellada de la hija del generoso Angiolo y La Asturianita (Louis Quatorze) para sacar el mejor provecho del ritmo que al frente impuso Avalonia (Roman Ruler), que lideró hasta ingresar en la recta final.

Siempre de las últimas, Asturiola arrancó fuerte frente a las primeras tribunas, dominó a Bavarian Girl (Zensational) al promediar el derecho y terminó superando por 2 cómodos cuerpos a Queen Plum (Orpen), que también viniendo desde atrás, le quitó la posición de escolta a Bavarian Girl, tercera a 1 1/2 largo.

Poco se vio esta vez de la gran favorita Princesa Lake, que terminó cuarta en baja performance. Sudada desde la previa, no pudo siquiera tomar la punta, tal cual es su característica, redondeando una gestión que dejó poco y que, por lo baja, amerita a pensar en un pronto desquite.

Criada por el Haras El Paraíso y atendida por Juan Carlos Borda para la caballeriza Cañada Negra, Asturiola sumó su cuarta conquista en apenas siete presentaciones, siendo la primera fuera del nivel común, luego de haber sido tercera en el Clásico Empiric, en octubre último. Con 789.750 pesos en premios, y apenas 3 años, la zaina parece tener mucho más que dar, incluso pensando en ir algo más arriba en la distancia, sin olvidar que sus comienzos la vieron desempeñarse en la recta.