El comisariato resolvió distanciar a la yegua de Las Raíces; es inminente saber qué reglamento correrá en la Argentina ante este tipo de casos

LA PLATA.- Debate interesante el que dejó el final del Clásico Los Criadores – Copa Dr. Néstor Tartaglia (G2-2000 m, arena húmeda), de este domingo en el hipódromo local. La Javiera (Ghostzapper) alcanzó una sólida victoria en la pista, pero cerró su línea en plena definición y, tras analizar los hechos, el comisariato procedió a su distanciamiento en favor de Ayra (Roman Ruler), que había sido escolta desde 2 cuerpos.

Ocurrió que, cuando pasaba de largo al promediar la recta, La Javiera se cargó hacia los palos, cruzando la línea de su rival, sobre la que Altair Domingos no demoró en percatarse de la situación para sofrenar ostensiblemente. De allí en adelante, la alazana de Las Raíces continuó su camino hacia la meta sin tropiezos, mientras Ayra mantenía la posición de escolta por el pescuezo sobre la favorita Moon of the City (City Banker).

Las últimas sugerencias en materia de molestias y reclamos por parte de la Federación Internacional hablan de que si un caballo molesta, pero su rival ya está vencido, no se debe seguir adelante con la queja, dándola por nula. Siguiendo ese lineamiento, la decisión del comisariato no fue acertada. Sin embargo, en el “viejo reglamento” -con el que particularmente nos sentimos más afines desde Turf Diario- un estorbo como el de La Javiera puede ser merecedor de una modificación de marcador.

Por lo tanto, la pregunta que aparece fácil es: ¿qué normativa van a seguir los hipódromos argentinos? Sería bueno se informe corporativamente al respecto, sino, frases como las que se escucharon ayer en el Bosque (“fue un robo”) seguirán resonando por las paredes eternamente.

La carrera se hizo con French Beach (Treasure Beach) y Royal Start (Jump Start) corriendo al son de la banda, con las máximas candidatas moviéndose a la expectativa. Las modificaciones empezaron a verse en la última curva, cuando abiertas avanzaron Ayra, Moon of the City y, por fuera de todas, La Javiera.

Ya en el derecho, Ayra pasó al frente peró velozmente tuvo a su izquierda a La Javiera, que pasó de largo aunque realizando el sesgo que terminó costándole el triunfo. El tiempo final fue de 2m5s87/100, más que bueno ante las condiciones bravas de la cancha.

“Siempre me sacó de arriba y cuando llegó al derecho lo hizo bárbaro, pero después me cruzó La Javiera y tuve que levantar para no tropezarme con ella. Son yeguas buenas y no se pueden dar ventajas, y me sacó dos o tres cuerpos ante el inconveniente”, contó Altair Domingos, heredero del compromiso de Pablo Falero en la silla de la reservada de Vacación y que es preparada por Guillermo Frenkel Santillán en el Campo 2 de San Isidro.