Los comisarios de Oaklawn Park informaron oficialmente la sanción para el preparador

HOT SPRINGS, Arkansas (Especial para Turf Diario).- Finalmente lo que se había anticipado encontró una confirmación oficial: Bob Baffert recibió una suspensión de 15 días tras los positivos de lidocaína que se descubrieron en sus pupilos Charlatán (Speightstown) y Gamine (Into Mischief) el 2 de marzo último en Oaklawn Park, cuando se impusieron en el Arkansas Derby (G1) -una de sus divisiones- y en una condicional, respectivamente. Además, el Oaklawn Park Boards of Stewards descalificó a ambos ejemplares y ordenó la redistribución de los premios. 

Como se recordará, Craig Robertson, abogado del entrenador, explicó hace algunos días que el problema surgió cuando uno de los empleados de la caballeriza expuso sin querer a ambos ejemplares al usar Sanlopas, un medicamento para quitar dolores, y que la cantidad de lidocaína aparecida en las muestras no era suficiente como para causar una mejora en las performances de Charlatán y Gamine.

Baffert contó que planea apelar la decisión de los comisarios y se mostró decepcionado por la poca receptividad que tuvieron sus explicaciones sobre el caso. “Entiendo que las reglas marcan una responsabilidad del entrenador, pero los niveles de lidocaína encontrados eran extremadamente bajos”, comentó.

Así, la victoria en el Arkansas Derby la heredó Basin (Liam’s Map), que el sábado último en Keeneland quedó décimo en el Toyota Blue Grass Stakes (G1). En tanto, con el distanciamiento de Gamine -que perdió su invicto ya que luego dio espectáculo en el Acorn Stakes (G1)-, el éxito fue para Speech (Mr Speaker), heroína en el Ashland Stakes (G1), también el sábado en Lexington.