La hija de Stratham se impuso de punta a punta en la central de miércoles de San Isidro

Era parejo por donde se lo mirara el Handicap Roy (1400 m, arena), la prueba central de este miércoles en el Hipódromo de San Isidro. Y de alli que, pese a su dividendo de $ 11,45, no sorprendiera que Bali Dancer se quedara con la victoria. Cualquiera de las siete confirmadas podía ganar y la reservada del Haras Nicanor transformó la historia en la cacería del zorro, uniendo ambos extremos con absoluta eficiencia.

Bien administrada por Lautaro Balmaceda, la hija del generoso Stratham e I Can’t Dance (Intérprete) aprovechó el bajo peso de 54 kilos para dejar atrás 13 meses sin visitar la herradura de los vencedores y festejar por tercera ocasión en su trayectoria. Por 1 1/2 cuerpo superó a Gaiole (Sidney’s Candy, 55 1/2), que la persiguió desde la partida, amagando con igualarla al promediar la recta, pero quedándose sin fuerzas en los metros decisivos. A otros 2 largos, Ketchup Rice (Exchange Rate, 55 1/2) completó una trifecta que no tuvo a la gran favorita Radiante Nistel (Van Nistelrooy, 57), a la postre sólo quinta a 7 cuerpos, dejando pasar una oportunidad de oro para hacerse jerárquica.

Al cuidado de Darío J. Pérez, Bali Dancer liquidó la cuestión al cabo de 1m22s45/100, tras un primer parcial suave de 24s22/100, e ir acelarando de a poco, para completar con un registro de 47s61/100 para los 800 metros y de 1m10s15/100 para las doce cuadras, bajando los 12s en su remate. 

Se sacó de encima largo tiempo sin un disco y también se dio el lujo de agregarle a su campaña un triunfo fuera de lo común. Nada mal como balance para una tarde ideal de Bali Dancer.