El hijo de Equal Stripes dejó atrás una fractura de rodilla y este domingo llegó a su primer éxito clásico en el Malvinas Argentinas (L)

Superada una lesión en su rodilla, Balsamic va dando pasos firmes entre los fondistas y respondiendo a su genética casi infalible. Después de una buena labor en el Handicap Practicante, sobre 1400 metros, el hijo de Equal Stripes subió hasta los dos kilómetros del Clásico Malvinas Argentinas (L) para lograr el triunfo más importante de su campaña.

Sobre la arena de Palermo, el zaino del Stud S. de B. mantuvo su invicto en la distancia liquidando con bastante facilidad el pleito ante un grupo de rivales potentes, de esos capaces de complicar a cualquiera. Pero no fue el caso del crédito de Ramón González, que cuando apareció en escena en la recta final fue para transformarse en protagonista excluyente, desplazando del primer lugar al puntero El Darwin (Il Campione) y rematando con fuerza hasta ganarle por 4 cuerpos a Lord of Lords (Master of Hounds), que por 1 1/2 dejó tercero al vanguardista, todo tras interesantes 2m12/100.

Antes titular de 4 condicionales, las dos primeras en el plano de la categoría alternativa, Balscamic contó con un socio atento como Wilson Moreyra, el jockey que lo corría por primera vez pero que hizo todo bien, dejándolo por dentro sin perder un metro hasta donde hizo falta, para luego darle rigor para dominar.

El ganador clásico número 67 en el país para el notable Equal Stripes, Balsamic es una nueva cría ganadora jerárquica para la generosa Bambali (Sunray Spirit), ella apenas ganadora en La Plata a los 3 años pero que también produjo a Balompié, duelo del Gran Premio de Honor (G1) y de los clásicos Comparación (G2) y Vicente L. Casares (G2), y a Bali Bay, que se impuso en el Clásico Otoño (G2), siempre con el padrillo insignia del Haras Abolengo, pero con el sello en la crianza del Haras El Turf.

Bambali es hermana materna del doble G3 Bambello (Petit Poucet), en una de las ramas vigentes de la familia de The Doll (Vitelio), la de Bambou (Farnesio), Bonete (Liloy), Bogeyman (Editor’s Note), el reciente ganador del Gran Premio de Honor, Dreaman (Galicado), y, ya algo más atrás en el tiempo, Marroquí (Utópico) y Muñecote (Equalize).