La yegua de Firmamento iba a reprisar en La Plata, se anuló el clásico y todo desembocó en un festejo enorme

No siempre las cosas salen como uno pretende, y mucho menos en el maravilloso mundo de las carreras de caballos, donde los imprevistos son moneda corriente. Bamb Harlan cerró el triplete clásico del sábado de Palermo ganándole a los machos en el Clásico Benito Villanueva (G2-1600 m, arena), una carrera que originalmente no iba a correr.

“La anotamos en La Plata y se anuló, por lo que cuando agarramos la carta de entrada estaban las opciones del Villanueva y el Paseana (G2), ante las yeguas y en San Isidro. Decidimos anotar y ver qué salía y como creímos que la carrera era razonable, aquí estamos… Festejando”, cuenta entre sonrisas Ezequiel Valle, parte del equipo de Juan Carlos Bagó y del Haras Firmamento, luego de que su propio “jefe” lo acusara de ser el “culpable” de todo.

Lo cierto fue que Bamb Harlan respondió con una muestra favorable, apareciendo abierta de los 400 metros al disco para capitalizar en el cierre la dura lucha que durante buena parte de la recta sostuvieron Dar La Paz (Roman Ruler), Luk Joy (Fortify) y Nacho Surge (Storm Surge), desgastándose mutuamente.

Bien medida por Francisco Leandro, la pupila de Alfredo Gaitan Dassié y su equipo terminó batiendo por medio cuerpo a Luk Joy, con el puntero Dar La Paz en tercero al pescuezo y Nacho Surge completando la cuatrifecta un largo más atrás. El que hizo poco fue Magical Touch (Roman Ruler), en pálida reprise siendo octavo y anteúltimo tras perseguir al líder hasta los albores del derecho.

Hija de Harlan’s Holiday y Bamb Halo (Southern Halo)Bamb Harlan festejó por quinta vez en 9 salidas y por tercera en una prueba de G2, pues de potranca había vencido en el Francisco J. Beazley (G2) y en su despedida, a fines de diciembre, ganó el Clásico Los Criadores (G2) en La Plata. La disyuntiva estará ahora entre correr el Criadores (G1) o el OSAF (G1). Un “problema” ciertamente envidiable.