El fantástico velocista de Shadwell no pudo ganar por quinta temporada seguida el King George Qatar Stakes (G2) en Goodwood, pero la yegua radicada en Francia dio la nota

CHICHESTER, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Sensaciones encontradas dejó este viernes en Goodwood el tradicional King George Qatar Stakes (G2-1000 m, césped de bueno a blando, 300.000 libras en premios). El crack Battaash iba por el sensacional récord de ganarlo por quinta vez consecutiva, situación que terminaría frustrándose con el hijo de Dark Angel rematando apenas séptimo y despidiéndose de las pistas, como terminaría por confirmarse en la mañana del sábado. Pero por el otro, una brisa de aire fresco con el salto a las grandes ligas de la potranca Suesa, radicada en Francia y que a sus 3 años alcanzó un triunfo que la proyecta fuerte dentro de una categoría en la que no hay un líder sólido por estos días.

Como en Royal Ascot, Battaash amagó lindo en la mitad de la carrera, pero terminó desinflándose a la hora de la verdad, momento en el cual surgió por la parte interna una Suesa implacable, proyectada por William Buick y dominando con claridad hasta cruza el disco con 3 cuerpos de ventaja sobre Dragon Symbol (Cable Bay), que por tercera vez seguida es segundo en G1. A 1 1/2 más, Glass Slippers (Dream Ahead) completaba la trifecta, todo tras 59s35/100.

Hija de Night of Thunder (Dubawi) y Sally Is the Boss, esta por el bien conocido en Argentina Orpen, Suesa venía de perder su invicto en la Commonwealth Cup (G1) de Roya Ascot, pero ahora volvió por sus fueros y apunta al Nunthorpe Stakes (G1) de York como próximo objetivo, siempre pensando en el Prix de l’Abbaye de Longchamp (G1), “en casa”, dentro del mitín del Prix de l’Arc de Triomphe.

Para Battaash fue una despedida poco feliz, pero que en nada oscurece todo lo que había hecho anteriormente el fantástico sprinter, uno de los caballos más veloces de todos los tiempos y que se retira con 13 triunfos sobre 25 salidas, 4 de ellos de G1 y con 3 récords de pista en su cuenta, totalizando 1.774.180 libras en premios.

Para Shadwell, con la despedida de una de sus estrellas, una nueva gran carta parece asomarse en el horizonte de la mano del 3 años Baaeed (Sea the Stars y Aghareed, por Kingmambo), nieto de la inolvidable Lahudood (Singspiel) y que mantuvo su invicto en gran forma imponiéndose de galope y por 6 1/2 cuerpos sobre El Drama (Lope de Vega) en el Bonhams Thoroughbred Stakes (G3-1600 m, césped de bueno a blando, 100.000 libras en premios).

En tanto, el L’Ormarins Queen’s Plate Glorious Stakes (G3-2200 m, césped de bueno s blando, 100.000 libras en premios) tuvo como ganador a Passion and Glory (Cape Cross).