Ultima lejos y abierta al pisar el derecho, construyó una atropellada impresionante y ganó el handicap en el disco

LA PLATA.- Si abrían las ventanillas cuando las yeguas que venían corriendo el Handicap Wanna Dance (1000 m) pisaban la recta final, pocos hubieran apostado sus billetes a las patas de Batty Vuelta (57 kg.). Ultima, abierta, lejos y sobre una pista fea en serio, la hija de Dado Vuelta tenía sólo 400 metros para el milagro.

Sin embargo, construyendo una atropellada tan larga como espectacular, la pupila de Damián E. Irigoyen terminó consiguiendo un éxito impresionante, alcanzando en el último salto a Seattle Bam (Seattle Fitz, 56), que había tomado la posta al frente al promediar el derecho.

Batty Vuelta volvía al ruedo luego de más de tres meses de pasa, tras salir de escena fallando en el Handicap Tintilla de Palermo. Claro que antes había alcanzado una serie de triunfos interesantísimos, que tuvo su “pico máximo de emoción” cuando se quedó con el Especial Meneada.

El Handicap Wanna Dance tuvo un ritmo rápido gracias a Jadeíta Blue (Russian Blue, 57) y Tarantelle (Forestry, 58), que salieron corriendo a la par y pasando los 400 metros iniciales en 23s57/100 y los 800 tras 48s25/100. Pero la fuerza se terminó en ese tramo, apareció Seattle Bam, dominó y todo hacía pensar que regresaría al triunfo tras largo tiempo.

Pero faltaba todavía que apareciera bien abierta Batty Vuelta, con Facundo Aguirre remando con alma y vida. A $ 9,15 de pizarra, alcanzó el objetivo con el suspiro final y en 1m1s16/100, buena marca para las condiciones reinantes.

En el otro extremo, ni Crazy Party (Luhuk, 57) ni Aki Mirame (Freud, 58) pudieron hacer pie y quedaron lejos.

En Pehua Bat (Batty), y cría del propio Damián E. Irigoyen, Batty Vuelta redondeó ya cerca de cumplir los 7 años la séptima victoria de su campaña sobre sólo 19 presentaciones, quedando a las puertas de llegar al millón de pesos en ganancias.